Ciencia y literatura??? Concurso de crónica científica…


crónica de un resultado científico

En Santiago de Cuba, la delegación provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente convoca al concuro Crónica de un resultado científico.

Tiene como objetivo estimular la creación científico – literaria de los trabajadores de las ciencias, como base para divulgar la historia, avatares y resultados científicos logrados en su quehacer en Santiago de Cuba.La crónica que se reproduce a continuación, con autorización de su autora, resultó ser la ganadora en esta 4ta edición premiada en enero de 2012.

Tuve la oportunidad de ser jurado, y desde el título hasta la manera de escribir, el vocabulario y el desenfado de su escritora, me hizo votar por ella sin siquiera pestañar.

Autora: MSc. Rosaida Savigne Sánchez

Título: ¡Crónica de una Cuentista!

Más que investigar he querido contar historias,  es un secreto que me digo a veces,  es que no me salen las narraciones escritas, las descubro mejor en las paradas, en los camiones, en las esquinas cuando alguien pasa y suelta el comentario del día: “…oíste la canción de Buena Fe, este mundo esta de pi… 3,14”.  Entonces llegó a mi trabajo,  aderezo esos comentarios con mi propia  picaresca de barrio,  y con toda premeditación  hago que  mis compañeros escuchen lo que les traigo.  La vulgar cuentista  les roba su atención para  divertirlos,  con la  Cuba adentro que reflejo,  pensada por la cientista social que soy seduciéndoles a través de la palabra.

Pronto entendí que aquellos robos efímeros no me servían,  algo/alguien me empujaba a escribir no se que cosas. La verdad es que en  el reino de la señora ciencia dura,   el CITMA,  mi ignorancia cultural revivió los fantasmas del terror que acompañan a la dama,  supuestamente incinerados el día que elegí el conjuro de las artes, para exterminar de una vez a las matemáticas del mundo donde existía. Entonces aquello de “el que no quiere caldo se les dan tres tazas”, me cayó en el mismo centro de la cabeza.  Aquí había que comerse un softweare como una galletita dulce, estremecerse  ante los  rigores de un  sacrosanto promedio cual poema de amor, es más, parecía una maldición no ser físico,  matemático, o ingeniero:  e incluso  ser mujer Historiadora del Arte, era sentirse como el  padre del cuento  que  se dedica a hacer  inútiles tuercas.

¡Qué carajo iba a escribir en este inmundo abismo de las ciencias!, donde no había mayor metáfora, que hacerlo todo exacto, tangible, objetivo, sin polisemias para los sentidos, y yo cuentista social al cabo, no podía manejar tal extremo impúdico. Tenia que marchar a donde,    construir registros inexactos fuese considerado un don atávico, y  esperando un último aldabonazo antes de mi capitulación,  casi no pude creerlo cuando  la energía de un recién llegado, me hizo comprender con la lección de su trabajo, que estaba en una parada segura, con muchas rutas, solo debía  montarme y elegir cuan maravilloso podía ser mi propio viaje.

Fue lo que vi,  cuando el Dr. Giovanni Villalón García, me propuso trabajar sobre el tema de las mujeres de ciencias.  Me pregunto si me habrá elegido por ser una profesional competente, o por ser alguien que si hablaba  tan mal de los hombres, podría ser capaz de contar las historias de esas mujeres, que comparten conmigo el universo de una feminidad violentada, al ser construida  a imagen y semejanza de nuestros pares masculinos. Edificó por así decir,  los primeros moldes de la marquetería donde re-construimos sus vidas, me acompañó en los diálogos, transcribió junto a mi sus voces, se enamoró de algunos testimonios e hizo alguna que otra crónica. En honor a la verdad no tengo que decir que hubo infinitas discusiones, sencillamente sin resistencia se rindió ante la cuentista, en un ataque por sorpresa le devolvió nuestro esfuerzo investigativo, en historias no menos científicas por contener patrañas del buen contar, que como el café mezcla’o, no son ni ciencia dura ni  literatura pura,  pero se disfruta, tal vez  por pertenecer a  la región  de la memoria interna de cada cual.  En este caso de quienes fueron atravesados por la sensación,  de estar destinados a una gran misión en la vida, y eso lo hemos pensado unos cuantos.

Estas historias serán valiosas, son los imaginarios del tiempo  y el presente vivido, cuentan el sacrifico dedicado a la fundación de sus ciencias,  muestran a muchos de qué carne están hechas las sensibilidades de estas mujeres, donde encontrará razones para animarse, preocuparse y ocuparse  de salvarse a si mismo. Lo digo principalmente por mí, me rescataron del inframundo de los sin fe,   con ellas  en realidad hice mi propio retrato, auxiliada con las armas de la poesía y del genero, con ambos encontré la manera de  “amenizar las ciencias”.  ¡Ojala! que el acto de invocarlas  haya servido, cual arcángeles, para  proteger  a la creación científica cubana.  ¡Ojala!,  que sea ¡Ojala!,  y algo las visualice de pronto,  que nadie les borre la  constancia precisa ni la sonrisa perfecta,  y de paso que me toque un “cachito pa’ sentirme happy”, con lo que hago.

He comprendido que se trataba de elegir, de descubrir la zona que te hace participar del fascinante mundo de las ciencias cual sea, y aun cuando  es una pequeña puerta de ese universo.  Puedes entrar sin llamar cuantas veces sea preciso,  a través de las vidas de estas siete mujeres consideradas personalidades de las ciencias santiagueras, compiladas en  el proyecto  de libro: “La Ciencia frente al espejo”,  donde te ofrecemos  en sus voces los relatos que cuentan para ti,  pudieran ser tuyos,  o tal vez nuestros;  no importa mucho eso.  Sírvase de ellos,  póngase cómodo y escúchelos.  ¡Ah!,  pero colgamos al producto una seria advertencia de calidad y origen. Crean hábito las ciencias, dice: “La embaucadora cuentista”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s