Proponen cambios en Normas Sísmicas de Cuba


Expertos debatieron en Santiago de Cuba acerca de cambios que debe asumir el código cubano de normas sísmicas en su actualización, para favorecer las buenas prácticas constructivas y el ahorro económico nacional.Julio García, especialista de peligrosidad y riesgo sísmico, y quien labora actualmente en el Observatorio de Geofísica Experimental de Trieste, Italia, presentó una propuesta de zonación sísmica, que al nivel del municipio permite conocer parámetros para lograr edificaciones eficientes y seguras.

El especialista, de reconocida trayectoria en el Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS), destacó que el novedoso mapa recoge los tipos de construcciones que se hacen actualmente en la Isla: mampostería, concreto, estructura metálica, con sus peculiaridades mecánicas y cálculos para una correcta fabricación.

También otros parámetros como la aceleración del suelo y cantidad y calidad de materiales a emplear en cada caso, importantes para lograr una fabricación económica y duradera, que soporte terremotos pequeños y de gran magnitud.

Significó que la norma actual -vigente desde el año 1999- emplea un único espectro de diseño por tipología de suelo, lo cual no coincide con la realidad, pues la peligrosidad sísmica del archipiélago varía en todos sus territorios, y así lo demuestran diferentes investigaciones aplicadas.

Para la confección del novedoso mapa tuvo en cuenta diferentes modelos de zonas sismo generadoras, un catálogo de terremotos actualizados del país, algoritmos de cálculos de primer mundo como el método de Cornell, y por primera vez se hicieron cálculos espectrales con valores de aceleración, acotó.

Ricardo Oliva, ingeniero civil del CENAIS y miembro del Comité Nacional de Actualización de la Norma Sísmica Cubana, explicó que la revisión del código de sismorresistencia nacional discutirá las nuevas propuestas para que sean incluidas en la versión final, que debe estar lista a finales del presente año.

Luego de conformada –subrayó- se procederá a la capacitación del personal que lo empleará en el terreno: ingenieros, arquitectos, estudiantes de las carreras afines, entre otros, además de la divulgación y generalización para la consulta y aplicación de la población.

Del año 1984 datan las primeras normativas hechas en Cuba, que acogían los requisitos mínimos para que las construcciones soportaran magnitudes precisas de un temblor, en condiciones específicas, las cuales fueron actualizadas en 1999 y se mantienen vigentes.

Según afirman los entendidos en el tema, las normas de sismoresistencia deben ser modificadas en un periodo entre cinco y 10 años.

Tomado de Proponen cambios en Normas Sísmicas de Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s