Por la resistencia de los manglares (+fotos)


Esta es solamente una pequeñísima porción de la línea costera del municipio Guamá donde señorea el verde  y crece la única vegetación terrestre que entra en contacto directo con el Mar Caribe.

En este territorio perteneciente a la provincia de Santiago de Cuba anteriormente ocupaban una mayor superficie los montes de manglar que  ahora reducidos, se encuentran en un acelerado proceso de degradación  por numerosas causas.Cuenta a Elizabeth del Toro Martínez, la Jefa de Puesto de Guardabosques de Guamá “que la actual situación de los manglares responde a la tala y quema indiscriminada, el vertimiento de residuales sólidos y líquidos, los cambios de uso de los suelos y el pastoreo incontrolado  de animales domésticos, los que se comen las raíces y las ampolletas del mangle cuando comienzan a brotar o sencillamente, escarban y eso tiende a que la especie desaparezca”.

Agregó Elizabeth que en conversación con pobladores y expertos se pudo constatar que el deterioro paulatino que han sufrido los ecosistemas costeros en los últimos años se debe además “al desconocimiento del patabán y la yana como especies de mangle, la erosión costera, la presencia de especies invasoras, la extracción exhaustiva del cangrejo de los manglares, la caza de aves y la extracción intensa de moluscos del género Cobo”.

“A pesar de la gran importancia económica, ecológica y estratégica de los manglares, considerados por muchos como  la primera línea defensiva ante tormentas y ciclones y que además evita que el mar le  gane espacio a la tierra,  es insuficiente la información sobre la dimensión y estado actual de estos ecosistemas que se posee y que tampoco existen propuestas de Manejo Integrado orientadas a la conservación y recuperación de los manglares” argumentó la Jefa de Puesto de Guardabosques de Guamá

Para que la  bellísima imagen fotográfica que se disfruta cuando se visita  Guamá a lo largo de sus 104 Km. de Este a Oeste y el área de 949.69 km2 pueda lucir mucho mejor se instrumenta un programa de conservación y recuperación a partir de implementar conocimientos, o lo que es igual “luego de la investigación se trabaja con los jóvenes y en las comunidades  para darles conocimiento  para luego trabajar en el rescate del ecosistema de  manglar”, puntualizó Elizabeth del Toro Martínez.

Entre los ecosistemas frágiles presentes en la zona costera los manglares brindan servicios y bienes únicos. Ocupan la cuarta parte de las costas en las regiones tropicales y subtropicales, nuestro país ocupa el noveno lugar a nivel mundial en cuanto  a superficie cubierta por manglares.

Actualmente, muchos estudiosos reconocen que la integración de las diferentes ramas del conocimiento en la confección de programas de manejo puede ser la opción más viable para la conservación y uso sostenible de los mismos.

Los manglares cubanos más extensos se encuentran en el occidente, en la costa suroriental se ubican numerosos humedales de menor extensión que el desarrollo humano ha empequeñecido.

Porque se saben protectores, las fuertes raíces de los mangles se hincan en el fango del litoral para proteger el hábitat de numerosas especies, incluido el hombre.  Y es el mismo hombre el que está llamado a cuidarlos, protegerlos y recuperarlos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s