Padre de la Virología en Cuba, orgulloso de ser fomentense


Un fomentense como Pedro Mas Lago es orgullo para comunidad científica de Cuba.
Un fomentense como Pedro Mas Lago es orgullo para comunidad científica de Cuba.

La historia, reconocida como la maestra insustituible de los pueblos nos permite conocer y profundizar en hechos y personalidades que se desarrollan en un contexto local y que por su relevancia trasciende el ámbito nacional y en muchas ocasiones hasta el internacional, como lo es el Doctor Pedro Más Lago, quien sobresale por el humanismo, patriotismo, sencillez e identidad con la patria chica que lo vio nacer, Fomento Cuba, y por los aportes científicos hechos  al desarrollo de la Ciencia en Cuba y el mundo.

Desde los primeros años de la Revolución, nuestro Comandante en Jefe con esa capacidad de adelantarse a los tiempos presentes aseguró categóricamente que el futuro de Cuba estaba en los hombres de Ciencia. Los que quizás en aquellos momentos pensaron en una simple utopía, han visto con  valor los avances que por  todo el universo exhibe Cuba en el campo de la investigación y la aplicación científica.

En Fomento, al sur de Sancti Spíritus, y como parte del Consejo Popular de Sopimpa se ubica la comunidad serrana de Manacal, próxima a los límites con el municipio de Trinidad.Cuando se habla de Manacal, la inmensa mayoría de las personas que conocen el lugar o al menos tienen referencia de él lo identifican por ser una de las tantas paradas ubicadas en la desaparecida vía férrea entre Fomento y Trinidad, por la altura de sus puentes, otros que han tenido la posibilidad de visitar esta comunidad enclavada en los más intricados parajes de la geografía fomentense se han llevado como recuerdo la belleza de sus paisajes, la presencia de especies endémicas de la flora y la fauna cubana, además de   la frescura y limpieza de las aguas del Agabama con sus bancos de arenas.

Pero Manacal también es parte de nuestra  historia, la que ha trascendido de generación en generación. En la década del veinte gracias a una obra maestra de la ingeniería civil llega el ferrocarril a través de la montaña, saliendo así del anonimato en que vivían los pobladores de esta zona completamente agrícola, con predominio de campesinos pobres, que dependían en su inmensa mayoría del poco dinero que recibían de los patrones que los explotaban como mano de obra barata en  la atención cultural y la cosecha del café, el plátano y el desarrollo de la ganadería.

En este medio caracterizado por el predominio de la propiedad privada y las desigualdades entre pobres – ricos y explotados – explotadores, entre males como la carencia de asistencia médica, el hambre, la miseria, la insalubridad, y el analfabetismo creció y se formó Pedro Más Lago.

En su niñez influyó de forma positiva el ambiente familiar, sobre todo su padre Felo Más, campesino que a pesar de su pobre formación académica fue capaz de crear un sistema hidráulico por gravedad, partiendo del almacenamiento del agua en la altura de la montaña, esta creación en una época tan difícil, donde ni remotamente se podía pensar en innovaciones, ha trascendido de generación en generación y hoy todavía se habla en Manacal de los famosos aljibes creados por el padre de Pedrito, como cariñosamente se le conoce en la zona.

Según cuenta en el articulo “En busca de un sueño”, publicado en el libro “Sin Embargo Ciencia”  desde niño tuvo la preocupación de cómo iba a ser su futuro, pues los tiempos eran difíciles, el ambiente socio económico en que crecía cada día era peor y le aterraba pensar en tener que ser limosnero para poder vivir.

Las capacidades imaginativas y la inteligencia adquiridas por Pedro en la que mucho contribuyó Mercedes Polo  quien fuera su maestra de Primero a cuarto grado en la Escuela Pública No 25 de Manacal, hicieron que personas con preparación que visitaban con frecuencia la zona  le propusieran a su padre, llevarlo a estudiar fuera de allí porque veían en él otros intereses diferentes al del resto de los niños de su edad.

Así se traslada a Fomento, que ya en esa época había adquirido la condición de municipio y que iba alcanzando un desarrollo ascendente en su arquitectura urbanística, aquí  realiza  estudios en una academia privada que existía en el territorio, luego realiza estudios en el Instituto de Segunda Enseñanza y el bachillerato en Santa Clara hasta  1949 que parte hacia la Habana a estudiar medicina por ser la capital del país  el único lugar donde se podía hacer en aquel tiempo estos estudios.

Su interés por el estudio de la medicina tuvo sus antecedentes cuando apenas con 8 años de edad, alcanzó  el tren en Manacal para venir a Fomento a buscar  al doctor Fernando Miranda, amigo de la familia, para contarle que su papá estaba enfermo y llevarlo con él para que fuera atendido, de regreso llevó en sus manos el maletín del médico y entonces pensó en cómo poder acabar con el misterio del cáncer, buscarle remedio a la enfermedad que asustaba a todos, así a pesar de lo difícil que era llegar a alcanzar su meta sentenció: “cuando sea grande seré Médico”.

La voluntad de ver convertido su sueño en realidad lo llevaron a vencer obstáculos y dificultades propias de la situación política  existente en el país, el golpe de Batista el del 10 de marzo 1952,  lo sorprende  en plena formación académica, sufre los mismos peligros  que cualquier otro estudiante universitario; pero este hecho no impide que continúe realizando todos sus esfuerzos para seguir adelante.

Comenzó a trabajar al terminar el primer año en el laboratorio clínico del hospital Calixto García, sin remuneración económica, solo para adquirir conocimientos, presentándose así a un concurso donde adquiere una plaza de técnico en análisis parasicológicos, químicas sanguíneas y pruebas funcionales, así fue adquiriendo la especialidad de Laboratorio Clínico.

En 1956 se gradúa como Médico, aún no ha triunfado la Revolución y se le hace difícil conseguir una plaza de médico por lo que se ve obligado a continuar trabajando en los laboratorios del hospital Calixto García, donde conoce  al doctor Antonio Palacín quien  lo inició en el camino de la bacteriología.

Con el triunfo revolucionario alterna su trabajo en los laboratorios del hospital de la Policía Nacional Revolucionaria y la de especialista jefe de servicio en el hospital Calixto García. En 1961 comienza a trabajar en el Instituto Nacional de Higiene y Epidiomología, realizando importantes aportes en el programa de vacunación contra la polio que se desarrolló en Cuba en 1962.

Junto al Doctor Gustavo Kourí, Pedro colaboró con el Centro Nacional de Investigaciones Científicas en la creación de un laboratorio de virología. En 1962, se inició en Cuba el programa de vacunación contra la poliomielitis bajo la asesoría del profesor checoslovaco Karen Zacek., él  planteó la necesidad de crear un laboratorio de virología para orientar estas campañas y fue uno de sus fundadores, junto a dos médicos más. Gracias a estos estudios, que han supervisado las campañas antipolio, se logró que la Organización Panamericana de la Salud declarara a Cuba territorio libre del virus de este mal en 1994.

En 1964 realiza un entrenamiento de seis meses en la antigua Unión Soviética, Bulgaria y Chescolovaquia, de esas experiencias pública un libro con el científico ruso Mijail Balayán.

El Doctor Pedro Más Lago, mientras impartía conferencias en 1964 sobre los virus.
El Doctor Pedro Más Lago, mientras impartía conferencias en 1964 sobre los virus.

Su intenso trabajo en el estudio de la inmunidad instetinal de la polio, el dengue hemorrágico,  la neuropatía    y de otras epidemias que han afectado el país y otras regiones de Latinoamérica lo han llevado a ser considerado el Padre de la Virología en Cuba y gozar del prestigio y el respeto de la Organización Panamericana y Mundial de la Salud, la que ha solicitado sus servicios investigativos en la detección de virus en varios países, además de ser invitado a impartir conferencias y realizar investigaciones conjuntas  en universidades de Estados Unidos, Suecia, España y otros países.

En entrevista realizada al Dr Pedro Más Lago por la Revista Internacional de Cubana de Aviación “Sol – Son” dejó con una claridad digna de admirar lo que ha significado para él su larga carrera de investigación científica, afirmando:

“No llegué a la Medicina con el afán de hacerme rico y creo que he sido consecuente con mi idea de estudiarla para serle útil al prójimo. Me confirieron el título de Héroe del Trabajo de la República de Cuba, el de Investigador de Mérito y Académico de Honor de la Academia de Ciencias y todo el que recibe un premio de estos se lo dedica a alguien.

La familia de Pedro, orgullosa de la nobleza y la modestia de su obra, se inspira en el ejemplo de este científico, acompañado por Osmany Milián en esta foto.
La familia de Pedro, orgullosa de la nobleza y la modestia de su obra, se inspira en el ejemplo de este científico, acompañado por Osmany Milián en esta foto.

Yo se lo dedico a la Revolución, que me dio la posibilidad de ejercer la medicina al más alto nivel; a los compañeros de trabajo; a mi familia, por todo lo que me ha soportado; a mi esposa que ha estado conmigo a pesar de todo; y a tres lugares de Cuba: a Fomento, el pueblo donde nací; a Guaracabuya, el sitio de mis abuelos y mis padres, adonde voy a pasar vacaciones todavía; y a Manacal, ese lugar metido en la Sierra del Escambray, donde yo soñaba.”

En la propia publicación expresa rotundamente su posición respecto ha su carrera profesional y su relación con sus hijas.  Adoro a mis hijas, aunque les prohibí decir que eran hijas mías para que no sacaran ningún provecho. No me gusta que vivan de mi sombra, me parece que eso frustra a la gente: a cada cual hay que darle oportunidad de demostrar de lo que es capaz

Pedro Mas Lago quien ostenta la condición de Héroe de la República de Cuba, Investigador de Mérito, Profesor Titular, Hijo Ilustre de Fomento, Hijo adoptivo de Ciudad de la Habana y que posee además varias condecoraciones entre ellas la medalla Carlos J Finlay no solo sobresale por su talento y consagración al desarrollo de la ciencia en nuestro país, en él predomina la modestia, la sencillez, el orgullo de ser un guajiro del Escambray.

Frecuentemente visita el municipio, participa en conmemoraciones por los aniversarios de su liberación, actos por las efemérides del Moncada, desfiles por el Día Internacional de los Trabajadores, encuentros con el personal de la salud y recorridos por Instituciones del Sector y lugares históricos. En el 2004 sostuvo un encuentro  con los integrantes de la Universidad del Adulto Mayor de la Sede Universitaria Municipal.

La  Universidad de la Habana, los inolvidables momentos vividos en los laboratorios clínicos del Hospital Calixto García, el tiempo aportado a la medicina en la Policía Nacional Revolucionaria,  las Campañas de vacunación, los constantes viajes a conferencias y estudios en diversos países del mundo, las horas dedicadas en los laboratorios tratando de descubrir los gérmenes de la poliomielitis, el dengue hemorrágico y la neuropatía le aportó mucho no solo  a su formación profesional, también fueron creando en su personalidad ,cualidades   revolucionarias.

Amante eterno de la historia de Cuba y de los hombres que con su sangre generosa han llenado sus páginas, por eso,  aprovechando esa virtud que le ha dado la vida de sentirse eternamente parte indispensable de nuestros campos y de sus raíces folklóricas,  de las cuales se  identifican como el “El guajiro de Manacal”,  en 1967 al conocer del vil asesinato del Che en Bolivia escribió unas sentidas décimas en las que refleja su profunda indignación por la muerte del Guerrillero heroico, en una de ellas expresa:

Se mueren y no comprenden

Que es idea universal

Y que ese sano ideal

Todos los pueblos defienden.

Los que sus conciencias venden

De sobra los conocemos

A nuestro Che defendemos

Y en el alma lo llevamos

Por eso en alto gritamos

PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS.

Su vida ha transcurrido entre utensilios de laboratorio. Muchos seres humanos han dependido de su pelea contra los gérmenes.  Es portador de una conducta intachable, ha tenido disímiles posibilidades de residir fuera del país   pero su posición ante esas circunstancia es única,  siempre la respuesta, con ese sentido de pertenencia que lo ha caracterizado ha sido rotunda afirmando.  “Jamás abandonaré la tierra en que nací”, el día que me muera mis cenizas se esparcirán en Manacal esa sierra adentro donde comencé a soñar.

Tomado de Padre de la Virología en Cuba, orgulloso de ser fomentense

2 thoughts on “Padre de la Virología en Cuba, orgulloso de ser fomentense

  1. Nos sentimos orgullosos de que nuestro trabajo aparezca publicado en un sitio tan importante como el portal de la ciencia cubana, eso recompensa el orgullo y el profundo amor con que lo hicimos. ya que nos unen fuertes lazos de amistad con Pedro y con su familia. Sentimos hondamente su pérdida y nos queda la satisfacción de que en vida pudo leer el trabajo y supo de la defensa que le hicimos en varios eventos convocados por la universidad y la escuela provincial del Partido en Sancti Spíritus. Nos gustaría intercambiar criterios con ustedes, estamos a su disposición.
    Los autores: MSc y Profesor auxiliar Nancy Pérez Carvajal
    y Máster en Cultura Económica y Política Osmany Milián Alemán

    1. Me place muchísimo, decir lo contrario sería mentir, su comentario, pero lamentablemente este sitio no es tan serio ni importante como piensa usted. Es solo la página personal en internet de dos periodistas de Santiago de Cuba que pretenciosamente decidimos llamarla “Portal de la Ciencia Cubana”, pero en realidad no responde a ninguna institución u organización, ni al gobierno ni a nada, solo a lo que queramos publicar.

      No conocimos al profesor Pedro, pero me resultó muy interesante el texto y decidimos re-publicarlo, por los aportes que hacía además de ser un pequeño y pensábamos que anónimo homenaje, así que también nos enorgullece que personas que lo conocieron, como usted, sepan que se habla de su vida y obra en Internet.

      A nosotros también nos gustaría intercambiar criterios con ustedes, igualmente estamos a su disposición, pero necesita saber que somos dos periodistas de Santiago de Cuba, no profesores ni investigadores ni nada de eso, solo dos personas muy osadas, no representamos a nadie, nosotros mismos decidimos la política editorial de esta página.

      Lo único que creo pudiera hacer pos usted es que si desea publicar cualquier texto en este sitio… por favor, bienvenida sería su colaboración, la de cualquiera de los dos.

      Gracias nuevamente y esperamos no haberlos decepcionado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s