La energía del socialismo


Conversación con Luis Bérriz, científico y humanista cubano, presidente de CUBASOLAR

Por Alejandro Montesinos Larrosa

En el artículo «Energía solar: la energía del pasado, el presente y el futuro», publicado en el número 51 de la revista Energía y tú, planteas que la energía solar que llega a nuestro planeta supera en mucho más las necesidades energéticas de hoy y mañana, para la subsistencia y el desarrollo. ¿Cuáles son las causas que nos «obligan» al uso de la energía solar? ¿Es real que los combustibles fósiles se están acabando? Si es así, ¿cuánto tiempo duraría el actual esquema energético, incluida la energía nuclear?

La pregunta pudiera ser diferente: «Si los combustibles fósiles y nucleares no se acabasen y siguiéramos con ese esquema de consumo energético, ¿cuánto tiempo más nos quedaría de vida?».

Ese artículo al que haces referencia tenía el objetivo de aclarar las cuatro incógnitas clásicas con las que el gran «capital» combate el uso de las fuentes renovables de energía: no alcanzan y son dispersas, intermitentes y caras.

Este es el marco donde tienen encasilladas a las fuentes renovables de energía, y desgraciadamente la gran mayoría de las personas se lo cree, aunque lo hagan con toda la buena fe imaginable. En el artículo se demuestra que el costo es relativo y ficticio, y obedece a los intereses del Imperio; que la cantidad de energía solar sobrepasa con creces las necesidades; que la dispersión es un factor positivo en vez de negativo, y que la intermitencia, en los casos en que exista, es solucionable.

Resulta relativamente fácil concordar contigo en relación con la cantidad de energía, la dispersión y la intermitencia; no obstante, el costo puede ser «relativo y ficticio», pero el que hay que pagar es real y, además, caro.

Tan caro como las medicinas para combatir el SIDA u otras enfermedades. Si vives en «el paraíso» y no las pagas, mueres. El problema es tan complejo que no vale ningún racionamiento simplista. Tú ves en la televisión a un padre con su hijita pequeña; parece un buen padre y tiene aspecto de ser noble. Pero sabes que es el mismo individuo que mantiene la guerra en otros países y culpable de la muerte de muchos niños y niñas, mujeres, ancianos y hombres pacíficos y de buena voluntad. Pero como mata a menos que su antecesor que ostentaba su mismo cargo, recibe un premio internacional por buena gente. Y en el mundo se siguen fabricando armas nucleares y no nucleares para matar, cuando hay tanta hambre y miseria. Te das cuenta de que el mundo no anda bien. Puedes llegar a la conclusión de que las personas que están dominando el mundo no pueden ser normales y están enfermos, por la enfermedad del poder, quizás la peor que haya existido nunca, capaz de matar a toda la humanidad.

«¡Tengamos el valor de proclamar que todas las armas nucleares o convencionales, todo lo que sirva para hacer guerra, deben desaparecer!», decía Fidel en una de sus últimas reflexiones.

¿Por qué te digo esto? Porque es el propio imperialismo quien nos está indicando el camino a seguir, hacia dónde tenemos que dedicar nuestros mayores esfuerzos y recursos.

¿Qué pretende el Imperio? Adueñarse de todos los recursos energéticos para seguir dominando el mundo. ¿Qué deben hacer los pueblos para ser independientes? Disponer de sus propios recursos energéticos y las tecnologías para aprovecharlos. ¿Cuál es el recurso energético que está a disposición de todos los pueblos?

Muy pocos países tienen combustibles fósiles, y mucho menos uranio. Si vas por el camino de la energía nuclear, te haces doblemente dependiente. Dependiente del combustible y dependiente de la tecnología. No quiero profundizar mucho ni poco, pero los que trabajan en las minas de uranio, ¿no son seres humanos?

Además, es inevitable vincular el uso energético de los combustibles nucleares con su uso bélico. Estamos en un mundo donde hay un poderoso imperio gobernado por desquiciados mentales. Y no lo digo en forma despectiva, ni con ánimo de ofender. Esos gobernantes son enfermos mentales de verdad; no les importa nada la vida de tus hijos, ni la de nadie. Sólo les importa el poder a cualquier costo. Fíjate en lo que hicieron en Irak y Afganistán, y en lo que siguen haciendo, en las amenazas a Irán y Corea del Norte, donde ponen en peligro la existencia de la humanidad, como si fuera un juego. Tal parece como si uno estuviera soñando, porque es imposible admitir que pueda haber seres humanos tan perversos. Te repito que estoy hablando sin ningún tipo de apasionamiento, aunque tengo derecho para ello. Esta gran batalla que está llevando Fidel para evitar la guerra no es por gusto. El peligro es real, y más real que nunca, por la indetenible decadencia del Imperio.

Haces referencia a los recursos energéticos que están a disposición de todos los pueblos, es decir, los que provienen del Sol.

¡Claro! Es evidente: las fuentes renovables de energía. Como nosotros decimos: el Sol no se puede bloquear. Le pertenece a todos.

Ya sabemos que la energía que proviene de las fuentes renovables es mucho más que la necesaria. Como decía en el artículo, en Cuba se recibe mil ochocientas (1 800) veces más energía solar que todo el petróleo que se consume.

El camino a seguir no es otro que el desarrollo del conocimiento, el desarrollo de las tecnologías para el aprovechamiento de las diferentes fuentes renovables disponibles en cada lugar. Es ahí hacia donde tenemos que dirigir nuestros mayores esfuerzos.

Tú sabes que la energía solar es la fuente primaria de la eólica, la hidráulica, la bioquímica, la solar térmica, la solar fotovoltaica, etc. Por eso podemos plantear la fórmula siguiente:

Energía solar + Tecnología = Independencia energética

Podemos agregar, además, que si los combustibles fósiles y nucleares han sido las fuentes energéticas del capitalismo y el imperialismo, pues con ellas han dominado el mundo, las fuentes renovables de energía serán las del socialismo, que pertenecen a todos.

Y no te he hablado de los problemas de la contaminación ambiental de los combustibles fósiles y nucleares, y su vinculación con el cambio climático. Pero, bueno, ya sobre eso ha hablado mucha gente, aunque dado su importancia habrá que seguir exponiendo esas realidades.

Comentas con mucha seguridad que la energética del socialismo se basará en las fuentes renovables de energía. ¿Pudieras ser más explícito?

Te voy a enumerar algunas razones. Si no estás de acuerdo con alguna de ellas, me lo dices.

Primera: Desde el punto de vista de la existencia práctica, los combustibles fósiles y nucleares pudieran abastecer totalmente las necesidades energéticas del mundo durante algún tiempo, pero no durante mucho tiempo.

Segunda: Los combustibles fósiles y nucleares han sido y podrán seguir siendo la causa de muchas guerras, destrucción y miseria.

Tercera: Los hidrocarburos han sido y siguen siendo la causa principal de la contaminación atmosférica y del cambio climático, poniendo en peligro la vida en el planeta.

Cuarta: Los combustibles nucleares son muy peligrosos ya desde su extracción. Los accidentes no son absolutamente evitables. El problema de los desechos nucleares no tiene solución, y siempre serán un peligro de contaminación, así como materia prima para la construcción de armas de uranio empobrecido.

Quinta: Los combustibles fósiles y nucleares son instrumentos de poder utilizados por el Imperio para dominar el mundo. Gran parte del poder del Imperio se debe al control de los recursos energéticos.

Si hasta ahora estás de acuerdo, vamos a seguir.

Sexta: Desde el punto de vista de la existencia práctica, la radiación solar pudiera abastecer totalmente las necesidades energéticas del mundo indefinidamente. Te comenté que en el territorio cubano se recibe una radiación solar con un valor energético superior a 1 800 veces el petróleo que consumimos.

Séptima: El Sol y la Tierra los puedes analizar como un sistema termodinámico. La radiación solar es la energía que mantiene el equilibrio térmico y permite la vida en el planeta. El desequilibrio térmico es la principal causa que provoca los cambios climáticos.

Octava: La radiación solar llega a todos los pueblos del mundo, pertenece a todos, no puede ser bloqueada y no puede ser dominada por nadie.

Novena: Un desarrollo sostenible tiene que basarse en una energética también sostenible.

Décima: Una energética verdaderamente sostenible, independiente y libre del yugo imperial, se logra exclusivamente con un uso racional de los recursos, junto con el aprovechamiento de las fuentes renovables de energía, acompañada del desarrollo del conocimiento y las tecnologías. Esta es la llamada «energética solar».

Introduces un nuevo término: «la energética solar». ¿Puedes explicarte mejor?

La energética solar es la que tiene como fundamentos el uso de las fuentes renovables de energía, la eficiencia energética y el ahorro de energía y recursos, en armonía con la naturaleza, y por lo tanto abarca el aprovechamiento de la energía eólica o del viento, la hidráulica o del agua, la bioquímica o de la biomasa, la solar térmica, la solar fotovoltaica, la solar fotoquímica, la marina o de los mares y océanos, y la lumínica o de la luz. Todas estas fuentes de energía son transformaciones de la energía solar, y como la radiación solar nos llega constantemente, todas son renovables.

Si analizas nuestra situación, te puedes dar cuenta de que Cuba puede llegar a ser una potencia energética solar, pues posee los tres factores necesarios para ello: la fuente inagotable de energía, el potencial humano y, además, como factor también imprescindible, el socialismo, con la voluntad política de lograr el verdadero desarrollo sostenible.

Todo lo dices muy fácil, pero parece que no es tan sencillo, pues si no, ya seríamos una potencia energética.

Pero estarás de acuerdo con que lo principal ya lo tenemos. Ahora debemos ir dando los pasos para lograrlo.

Sí, pero esos pasos, ¿cuáles son?

Debemos ir trabajando paralelamente en estos tres aspectos:

El desarrollo de la ciencia, la tecnología y la industria para la producción de equipos y aparatos para la utilización de las fuentes renovables de energía. La formación de científicos, ingenieros, tecnólogos, técnicos y obreros calificados que den respuestas a las necesidades de recursos humanos. La generalización de una cultura energética y ambiental en toda la sociedad que garantice la formación de una conciencia imprescindible para la consecución de los objetivos.

Sin dudas, Montesinos, por sus principios éticos, económicos y sociales, la energética solar es la energética del socialismo.

 

3 thoughts on “La energía del socialismo

  1. Ao fazer a pergunta porque tantas fabricas de paineis solares teem fechado devemos relembrar o que disseram muitos anos antes economistas e ivestigadores ao criticarem investimentos enormes para poupar 2ou 3% de um bem(sol) gratuito. Os subsidios estatais teem sido gastos em investimentos irracionais atras de energia que devia valer por ser muito mais barata que a outra.Pensemos todos bem antes de embarcar em utopias que nos atrasam
    e empobrecem.

    1. Realmente los estudios de factibilidad son necesarios, pero también en necesario cambiar la mentalidad de las personas.

      Le voy a comentar lo que una ocasión un ivestigador me dijo, en Cuba sucede una cosa muy curiosa, en ocasiones se realizan instalaciones como los sistemas fotovoltaicos cuya inversión nunca se recupera, pero el beneficio social es tan grande que vale la pena. Saludos

      1. es incomprensible lo dicho, ya que cualquier instalación solar fotovoltaica o térmica produce ahorros energéticos y económicos y eso esta bastante probado en todo el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s