Cuba fabrica su primer radar Doppler


Texto y foto: Manuel León Pacheco

Colaboración especial de Manuel León Pacheco

El nuevo equipo será bautizado como VESTA/RD-200-SX
El nuevo equipo será bautizado como VESTA/RD-200-SX

La historia de este reportaje tiene varios años. Desde mediados de la década del 90 de pasado siglo los ingenieros cubanos del Instituto de Meteorología acarician la idea de tener un radar Doppler.

En septiembre del 2004 en el espacio televisivo La Mesa Redonda muchos fuimos testigos de la conversación entre Fidel y Rubiera donde el Comandante preguntó a Rubiera que hacía falta para conocer mejor la trayectoria de los huracanes y rápidamente el director del Centro de Pronósticos le dijo que un Radar Doppler. La conversación continuó y al preguntar por el precio, Rubiera le contesta que este oscila por encima del millón de dólares pero que “los ingenieros de Camagüey” lo podían hacer a menor costo.

Una semana después el grupo de desarrollo del Centro Nacional de Radares de Camagüey estaba reunido para comenzar la tarea, hacer un radar Doppler en Cuba. Pero esto no fue coser y cantar. En el mundo solo tres compañías de este tipo de radar: Vaisala(Finlandia), Gematronik(Alemania) y EEC(USA) por lo que la labor demoró varios años.

HOMBRES DE CIENCIA

Entre los hombres que le dieron el pecho a la tarea está Arturo Peña Hernández , Ingeniero de desarrollo del centro de Radares, y quien reconoce que no ha sido fácil terminarlo: “Algunas piezas las compramos hechas, pero solo piezas de uso general como tarjetas electrónicas, pero los demás componentes los hicimos nosotros porque llevan un Know How(“Conocimiento Fundamental” es una forma de transferencia de tecnología) que no podemos pagar”.

“El radar está compuesto por una antena rusa de un viejo radar MRL-5 con dos motores para moverla, un transmisor, un receptor y dos computadoras acompañadas de sendos sofware que se encaragan de manipular todo el radar y de recopilar y procesar los datos obtenidos”.

“La antena y los motores son los mismos del convencional, al transmisor se le hicieron mejoras y el receptor se diseño totalmente aquí y adaptó a nuestras exigencias. Para que tengas una idea: para comprar un receptor digital solamente te cuesta 30 mil dólares y el analógico 350 mil”.

Orlando Rodríguez González. Director del centro Nacional de Radares"El radar estará operativo dentro de poco tiempo"
Orlando Rodríguez González. Director del centro Nacional de Radares”El radar estará operativo dentro de poco tiempo”

Al frente del centro Nacional de Radares está desde hace décadas Orlando Rodríguez González, para él la ventajas son claras: “Cuando hay ciclones permite ver los flujos de vientos dentro del huracán y cuando está próximo a las costas permite conocer mejor la surgencia(oleaje) del mar. También se usa en la aviación para determinar tronados y frentes de racha. Esto quiere decir que cuando se acerque el primer ciclón lo vamos a tener bien ubicado y monitoreado con más precisión”

Con nosotros han laborado amigos meterólogos de diversas partes del mundo”. Además es un radar único en el trópico porque es de doble longitud de onda, es como si fueran dos radares y su potencia es de 450 kilómetros de radio.

“La gran complejidad de este trabajo -agregó Jorge Luis Pérez Saavedra, al frente del software que manipula el radar- es que el código fuente proviene de una empresa norteamericana que lo publicó en internet, pero sobre la base de Red Hat, un linux que no es gratis. Por lo que se le hicieron modificaciones durante más de un año para que “corriera” en Sentox, distribución gratis de dicho sistema operativo.

Hasta ahora el recoorrido ha sido largo: las negociaciones para la compra de piezas han tenido el bloqueo (o “embargo” como lo conocen algunos) en la acera de enfrente. Durante todo el proceso fueron 4 las veces que se tuvo que buscar variantes de mercado para poder traer las piezas. Pero lo bueno de los cubanos es que de una forma u otra logran su objetivo.

Arturo Peña Hernández es Ingeniero de desarrollo del Centro Nacional de Radares
Arturo Peña Hernández es Ingeniero de desarrollo del Centro Nacional de Radares

Cubano 100 por ciento

Para que tengan una idea del talento de los ingenieros cubanos de un costo que ronda los 4 millones de dólares en la actualidad, nosotros logramos que entre todo el equipamiento y otros gastos el costo rendondeara los 100 mil dólares.

“Este equipo es una mezcla de piezas de muchos países pero ciento por ciento cubano porque llevamos mucho tiempo y empeño gastado en su construcción y además la mayoría de la tecnología lo hemos diseñado nosotros”. Concluyó Arturo

Para suerte de todos los cubanos el desarrollo científico técnico nos permite contar con un radar moderno para combatir cual quijote a esos gigantes de viento y agua tan frecuentes en nuestra tierra y que de ahora en adelante estarán “dopplerizados y vigilados”.

Tomado de Cuba fabrica su primer radar Doppler

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s