Sustentabilidad de la ciencia, un reto y un desafío


En la actualidad se aboga por la sustentabilidad de las empresas, incluyendo a los centros de ciencia que puedan ser autofinanciados, lo que sin dudas constituye una trasformación que defiende el propósito de llevar los cambios de la economía cubana a todos los sectores de la vida nacional.

Sin embargo, un nuevo peligro se avecina pues si tradicionalmente la comunicación social, que incluye la divulgación científica, ha sido incomprendida por algunos y rechazada por otros, en este nuevo panorama no pocos priorizarían las ciencias duras y las producciones, por encima de la información, considerada además como un bien intangible.

Precisamente cómo hacer palpable, perceptible y visible el quehacer de los centros de innovación a través de la comunicación, ese es entonces uno de los nuevos retos de la ciencia cubana, y entorno a esta idea, giraron los debates de los participantes en el Foro de Comunicación de la Ciencia que se desarrolla en Santiago de Cuba.

Según Mónica Berenguer, directora del Centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado CNEA, se debe partir por hacer sustentables y sostenibles espacios como el foro, y ello conllevaría a que los centros investigativos abracen la idea con una mayor participación, pues en la integración hacer cada uno menos rendiría mayores frutos.

Además advirtió de la necesidad de conservar la memoria histórica de las instituciones de innovación, pues de perderla, se extraviaría también su objeto social, su identidad y su razón de ser.

Por su parte el también investigador del CNEA, el  Dr. Luis Bergues Cabrales, explicó la necesaria colaboración que debe existir entre el investigador y el comunicador, alegando que es importante crear en la población una cultura científica y en los científicos, también urge crear una cultura de divulgación.

Lograr la sostenibilidad de los centros de la ciencia es cierto que implica beneficios económicos, pero estos nunca pueden ir desligados de la parte social pues es la divulgación de su quehacer es una forma de legitimar una profesión y obtener un reconocimiento social.

El quid de la cuestión está entonces en sacar los mejores provechos de esa divulgación, y convertirla en otra forma de obtención de dividendos económicos y sociales. Se trata además de cambiar modelos de desarrollo y de trabajo hasta entonces entronizados y de buscar en la comunicación otra fuente de ingresos.

One thought on “Sustentabilidad de la ciencia, un reto y un desafío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s