Cuba apuesta por un ambiente saludable


Los cubanos celebran el Día Mundial del Medio Ambiente, cada 5 de junio, con diversas propuestas encaminadas a proteger la flora, la fauna, la vida humana y el uso más racional y sostenible de los recursos naturales.

Este año, Brasil será la sede mundial de la efeméride, cuyo tema central será “Una economía verde: ¿te incluye a ti?”, según anunció el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Con este motivo, se realizan actividades alegóricas en escuelas, centros laborales, lugares públicos e instituciones científicas de toda Cuba, para impulsar el habitual llamado de las autoridades de la isla a la preservación del entorno, y de la vida.

Entre las labores ambientales de los cubanos destacan el impulso a la reforestación, que incluye la plantación de bosques y jardines en escuelas y comunidades, e incluso en antiguos vertederos de basura, y el “hermanamiento” entre instituciones científicas -como el Jardín Botánico Nacional y el Zoológico Nacional- en esta tarea.

Las instituciones destacadas en la defensa del entorno reciben distintos lauros del gobierno, entre estos el Premio Especial por la Protección del Medio Ambiente, que otorga el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), y otros como la Triple Corona de la Agricultura Urbana.

Cuba apuesta por una energía limpia y por el uso de energía renovable, y con ese propósito se impulsa la utilización de fuentes energéticas alternativas, como la proveniente del sol, del viento, del agua y de la biomasa, que no contaminan el medio ni agotan los recursos naturales.

El turismo ecológico es otra de las propuestas del país caribeño, que cuenta con diversos y atractivos lugares para los vacacionistas, que además del contacto directo con la naturaleza, les permiten disfrutar su estancia.

En el plano legal, la mayor de las Antillas cuenta con una serie de disposiciones generales de estricto cumplimiento, destinadas a establecer la racionalidad en el uso de los recursos naturales, el cuidado de éstos y su perdurabilidad cuantitativa y cualitativa, y que exigen el reciclado industrial.

En la isla caribeña existen regulaciones especiales para la salvaguarda de ecosistemas montañosos, costeros, cársicos (de roca calcárea) y de humedales que, dada su fragilidad ecológica, requieren de una atención diferenciada, así como para la protección de especies amenazadas de la flora y la fauna.

De acuerdo con las leyes vigentes, el Citma está encargado de declarar las especies amenazadas o en peligro de extinción y promover su recuperación, e impulsar la protección de la diversidad biológica, en áreas protegidas y zonas adyacentes, y es responsabilidad de la población y las instituciones el cumplimiento de lo establecido.

Para los cubanos, el cuidado del entorno es más que una efeméride: es una inquietud permanente, una cuestión de supervivencia, cuya importancia se promueve a diario por los medios.

Es por ello que este martes 5 de junio habrá un foro de debate desde La Habana sobre el tema ambiental, en el que los participantes recibirán informaciones de parte de especialistas locales, entre otras actividades científicas por la fecha.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), en su resolución 2994 (XXVII) del 15 de diciembre de 1972 con la que se dio inicio a la Conferencia de Estocolmo (Suecia), y cuyo tema central fue el Medio Humano.

La efeméride es una de las principales iniciativas de la ONU para fomentar la sensibilización mundial sobre el ambiente y promover la atención y acción política al respecto.

El propósito es que el hombre se sienta concernido, involucrado; motivar que las personas se conviertan en agentes del desarrollo sostenible y equitativo, promover la acción de las comunidades a favor de su entorno, y fomentar la cooperación, a fin de que todas las naciones y personas disfruten de un futuro más prospero y seguro.

El lema para 2012 no requiere grandes comentarios: cuánto puede hacer cada uno para una agricultura sostenible, un entorno saludable y un ahorro de valiosos recursos que de otro modo no tendrán las generaciones futuras, y en eso está enfrascada Cuba.

Un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y del PNUMA indica, por otro lado, que el paso a una economía más verde podría generar entre 15 y 60 millones de puestos de trabajo en el mundo en la próxima década.

Una economía ecológica mejora el bienestar humano y la equidad social, al reducir el daño ambiental, y se traduce como un entorno bajo en emisiones de carbono y otros contaminantes, y un espacio eficiente en recursos y socialmente inclusivo.

Es un tema de gran interés para el gobierno, las instituciones y la población de Cuba.

Tomado de  Cuba apuesta por un ambiente saludable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s