Estación Central de Investigación de Café y Cacao: Cuando la eficiencia y calidad van de las manos


Eficiencia y calidad: dos palabras pequeñas para describir una obra humana de gran envergadura, situada en una de las regiones más intrincadas de la provincia de Santiago de Cuba.

Con tan solo 33 años de creada e insertada en el Primer Programa Nacional Científico-Técnico de la Academia de Ciencias de Cuba, la Estación Central de Investigaciones de Café y Cacao figura a la vanguardia en la asistencia técnica y la oferta continuada de conocimientos y soluciones tecnológicas.

Su misión principal es proveer a los productores, al sector agroindustrial y al personal técnico y extencionista del café y cacao, de la base técnica para la construcción sostenible y competitiva de la cadena de producción de estos renglones a nivel nacional, labor que comparte junto a otras tres estaciones de su tipo.

La elaboración y ejecución de proyectos investigativos, así como la transferencia y asistencia técnica, son algunos de los múltiples servicios que brinda esta entidad, enclavada en el municipio de Tercer Frente, a más de 120 kilómetros de la Ciudad Héroe.

En sus primeros 20 años la ECICC logró llevar a la práctica productiva y social cuantiosos resultados que se encuentran generalizados en todo el país.

Las principales temáticas en que se trabaja están dirigidas al manejo integrado de plantaciones y nutrientes, plagas y enfermedades, cosechas, subproductos y calidad de las mismas.

Sobre esta base es destacada la obtención, entre otras, de tecnologías para la preparación y acondicionamiento de las áreas durante el establecimiento de plantaciones de la especie Coffea canephora y el tratamiento de árboles corpulentos para su sombreado.

El Manejo Integrado de plagas y enfermedades ocupan un lugar relevante, por ser unas de las principales afectaciones a los cultivos, influyendo en su calidad y rendimiento.

Actualmente la planta del café es afectada principalmente por la broca (Hypothenemus Hampei Ferrari), caracterizada como la plaga más preocupante a nivel mundial. Al reproducirse en la cereza del café, ocasiona la disminución en el peso y la calidad del grano, y su rendimiento cae en más del 50%.

El tratamiento lo integran un grupo de medidas fitotecnias y fitosanitarias, que incluyen acciones preventivas, monitoreo, saneamientos, lucha biológica entre otras, que lo convierten en un modelo a seguir para la mayoría de los países productores.

La ECICC cuenta con la tecnología para la producción de setas comestibles Pleurotus sp. en condiciones naturales, producto que se comercializó en diferentes entidades e incluso a la población. Las mismas son ricas en proteínas, vitaminas, sales minerales y presentan excelentes cualidades nutritivas y otros beneficios a la salud. Se pueden igualmente preparar como ensaladas, pastas, cremas, sopas y como extensor de carnes, huevos, pescado, etc. ¿Se lo imaginan?

Por último, la utilización de micorrizas para la producción de posturas de cafetos, o en otras palabras la simbiosis entre ciertos tipos de hongos que viven en el suelo y las raíces de la mayoría de las plantas.

Este proceso tiene entre sus beneficios una mayor resistencia de la planta a la sequía, la formación de agregados del suelo que previenen la erosión y es una biotecnología de bajos insumos.

Llegar a lo que se observa actualmente no parece nada fácil, teniendo en cuenta los datos del potencial científico que poseen. Pero unos 102 trabajadores, 23 profesionales, 13 investigadores, 27 técnicos y 56 obreros pueden demostrar una vez más que las apariencias engañan.

“Somos más que heroínas…”

La frase roza los labios de la Msc. Dianisel Ruiz Fernández, especialista en promoción y comunicación de la Ciencia, la Tecnología y el Medio Ambiente; una entre muchas que hacen del trabajo en la estación el centro de su vida.

Y no solo ella, otras técnicas y trabajadoras del local coinciden en afirmar que la estrecha relación entre el Consejo de Dirección y los obreros, los convierte en una sola familia.

Ante la interrogante de cómo equilibrar la vida laboral con la personal, no faltan los criterios: “Es fácil llevar una tarea con la otra, pues muchas, o quizá la mayoría somos hijas de campesinos o estamos vinculadas desde pequeñas a la agricultura. La dirección facilita nuestra vida personal y a la vez nosotras cumplimos con nuestras tareas en el trabajo”.

Dianisel confiesa: “Yo que soy madre, por ejemplo, ante la inconveniencia de no existir en nuestro municipio círculos infantiles, debo llevarlos con alguien que los cuide, y si no puedo entrar a tiempo, si me demoro 20 minutos, la Dirección tiene en cuenta este detalle para beneficiarnos con el tiempo que necesitamos para ello, y luego el horario perdido debo recuperarlo en algún momento del día. Somos más que heroínas. Nos gusta nuestro trabajo. Creo que con amor funcionaría siempre todo”.

Cálidas palabras de quienes dan el toque femenino a una tarea de titanes.

En busca de nuevos resultados

La ECICC trabaja actualmente en un proyecto que tendrá una importante repercusión en la producción y rendimientos de los cafetos.

En conversaciones con el ingeniero Julio Castellanos, salieron a relucir algunos detalles del mismo encaminado a la propagación vegetativa de Caffea canephora, a partir de clones seleccionados, de unas 33 variedades.

Para ello se tiene en cuenta la productividad y el tamaño del grano, buena formación y follaje de la planta y buen color de los frutos. Este proceso, conocido también como propagación “por estacas”, conlleva a que la planta resultante sea en un 99% igual a la planta madre. La variante suple además la posibilidad de ataques de plagas y enfermedades.

Otros proyectos parecidos ocupan a los investigadores y técnicos del centro, como la certificación de café y cacao orgánico, nuevas tecnologías para la producción sostenible de semillas de ñame y su manejo en ecosistemas cafetaleros, estrategias tecnológicas para la gestión ambiental de manejo y aprovechamiento de residuales en la agroindustria cafetalera de Tercer Frente y la adopción de tecnologías que han aportado los institutos de la Comunidad Científica Nacional.

Un centro que avanza por la excelencia nacional y cuenta con una importante mano de obra, no se siente para nada intimidado. Los beneficios de sus resultados van para todos, para esa gran familia unida por tantos lazos, pero solo uno esencial: la vida.

Tomado de Estación Central de Investigación de Café y Cacao: Cuando la eficiencia y calidad van de las manos

2 thoughts on “Estación Central de Investigación de Café y Cacao: Cuando la eficiencia y calidad van de las manos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s