Como pollitos en incubadora


Chelydoscopio

solTodas las mañanas tomo una guagua, me bajo frente al Teatro Heredia, cruzo la avenida de las Américas, camino por otra avenida, sin árboles ni aceras, y justo cuando estoy llegando al periódico diviso a un grupo de gente bajo una sombrillita colectiva en espera de un transporte para llegar al Caney, Palma Soriano u otros sitios. A esa hora el sol es más liviano, y algunos prefieren sentarse sobre una piedra o se paran más cerca de la carretera. Pero al mediodía -a veces hago el recorrido a esa hora- fuera de la sombrilla no hay nadie. Parece que temblaran, se apretujan unos a otros acorralados por el sol, como si un enorme disparo de fuego estuviera cayendo directamente sobre la sombrilla y quien saque un pie, lo pierde.

Ver la entrada original 473 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s