Santiago de Cuba: ciudad de cultura auténtica (+fotos)


plaza_de_marte

Un día de paseo por nuestra Plaza de Marte puede convertirse en un recorrido sumamente placentero. Si camina con cuidado, podrá percatarse de algunas instalaciones prácticamente nuevas y que llenan de alegría el entorno.

Camuflada por el ir y venir de transeúntes rumbo a las diversas arterias citadinas, encontrará la Tienda de Instrumentos Musicales ”Sindo Garay”, donde la cubanía traspasa las paredes.

La institución abrió sus puertas al público el pasado 22 de julio, y su función principal es la comercialización de instrumentos musicales elaborados por la fábrica santiaguera del mismo nombre.

tienda_instrumentos_sindo_garayUbicado en el entorno de la Plaza de Marte, considerada la entrada al Centro Histórico de la Ciudad de Santiago de Cuba, se encuentra esta tienda dedicada a la venta de instrumentos musicales.

Una llamativa oferta en moneda nacional, brinda a los interesados la posibilidad de adquirir desde guitarras de estudio y personalizadas, tres de ambos tipos, tumbadoras profesionales, marimbolas y tambores batá hasta artículos de juguetería que incluyen guitarras, maracas, claves criollas y bongoes.

No exenta de dificultades,- porque la mayoría de los materiales con los que trabaja son importados-, tiene como principal cliente al pueblo, ”sobretodo padres que tienen hijos en escuelas de arte, también personas de otras provincias que han venido a Santiago de Cuba, así como Casas de Cultura, aficionados, etc.”, asegura Joan Daniel Serguera administrador de la Sindo Garay.

”Hemos tratado de proteger al cliente nacional, -señala-, al que se le aplica un porciento de disminución en cuanto al precio, bastante amplio, aunque todavía no hemos vendido en moneda libremente convertible puesto que esta Licencia comercial está en tramitación”.

En este establecimiento sentirá aires de tradición y autenticidad. Pequeño, al igual que su colectivo de tres trabajadores pero que transpira calidad, indicador medible a través de los más de 20 mil pesos de venta recaudados desde su inauguración.

Ahora atravesemos el parque. Podrá sentarse en uno de sus bancos a tomar algo de fresco o ir directamente a la esquina de la calle Paraíso. Justo al lado de la Dulcería Panadería Doñaneli divisará un peculiar recinto.

La Casa del Vino, creada el 12 de junio del año en curso, reúne a 10 vinicultores que hacen, de las más diversas frutas, un producto de calidad.

casa_del_vinoLa Casa del Vino ofrece la deliciosa bebida fabricada a partir de los sabores más auténticos y exquisitos de las frutas de Santiago de Cuba, una tierra famosa por los frutos que se obtienen de la tierra.

Numerosos estudios han demostrado que el consumo moderado y regular de vino, gracias a su contenido en “polifenoles”, eleva la capacidad antioxidante del plasma, tiene efectos saludables en el sistema cardiovascular y disminuye el llamado “colesterol malo”, entre otros beneficios.

“Por eso, la Casa del Vino no solamente juega un papel comercial, sino también de educación al pueblo sobre la necesidad de sustituir los malos hábitos del consumo de alcohol”, explicó Pedro Suárez Delgado, representante de esta entidad.

“El 51 porciento de nuestros vinos se comercializan por un valor de 20 pesos y son los de marañón, tamarindo, ciruela, piña, tomate, remolacha, cáscara del mangle rojo, berro y posteriormente insertaremos los de la flor de majagua”.

“El otro 39 porciento se venden a 30 pesos y generalmente se elaboran de uvas, y el 10 porciento restante es el que tiene alrededor de un año de añejamiento y oscila sobre los 35 a 45 pesos”, agregó.

En nuestro país aun no forma parte de la vida cotidiana el beber vino, pero sí es algo interesante y exótico que vamos asimilando en nuestras costumbres. Por lo pronto, la Casa del Vino está pensando en ampliarse y en buscar nuevas ofertas para convertir al producto en una opción más atractiva al alcance de la mano.

Y para terminar el recorrido por todo lo alto puede llegarse hasta la Chocolatería Fraternidad, perteneciente a la Empresa Compay Tiago.

Apenas ponga los pies en el recinto percibirá un ambiente familiar. Flores naturales y aves engalanan el establecimiento para el disfrute de todos.

chocolatera_la_fraternidadLa extensa tradición santiaguera, varios cientos de años, en el cultivo del cacao en las montañas del territorio, se traduce hoy en un excelente chocolate que seduce a quien visita la Chocolatería Fraternidad, localizada en la Plaza de Marte.

Comenzó a brindar servicios el pasado 13 de agosto en saludo al cumpleaños de Fidel, “es un proyecto de desarrollo local emanado de los lineamientos del Partido, una obra que tuvo un costo aproximado de medio millón, entre divisas y moneda nacional”, explicó Alexis Ricardo Sanz administrador de la Chocolatería.

Distribuido en tres locales. El primero de ellos, una tienda especializada en confituras, donde el 60% es de producción nacional, -y se expenden productos Baracoa y otros como figuras de chocolate, bombones sólidos y rellenos, cake bombón que se realizan en la propia instalación-, y el resto son importadas.

Luego verá el salón “especializado en la fuente de soda, y en variedades de café, donde también encontrará combinaciones de helados, dulces vinculados directa o indirectamente al chocolate y productos listo venta como: aguas, refrescos y maltas”, dijo Ricardo Sanz.

También cuentan con un centro de elaboración “que próximamente tributará para la Empresa Compay Tiago, donde todas sus instalaciones contarán con los productos hechos en nuestra Chocolatería”, continuó.

Los trabajadores del centro se han dado a la tarea de rescatar los helados tradicionales de la fuente de soda como el Soldado de chocolate y La copa Lolita que están entre las preferencias del público.

Asimismo realizan peñas infantiles los fines de semana alternos con ofertas en moneda nacional de dulces y confituras, además un guitarrista muy profesional anima las veladas estos días con música instrumental.

Ricardo Sanz, agrega que las ofertas a muchos le parecen caras, pero que por el momento no pueden existir precios inferiores porque la materia prima con que se elaboran los productos que allí se expenden, se adquiere a precios elevados.

Sin embargo, esta reportera pudo apreciar que la variedad, el trato amable y la disposición a siempre trabajar pensando en el cliente, son el incentivo que hoy propicia que no pocos empujen la puerta de la “Fraternidad” en busca de la excelencia.

* Texto y fotos de Lucía Montes de Oca (Periódico Sierra Maestra)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s