(En fotos) Garzón, una calle que palpita en Santiago de Cuba


Mercado Ideal El Marvy
Mercado Ideal El Marvy

Escrito por: J. Loo Vázquez – Fotos Gonzalo Abel González Fontanet

Garzón es una avenida especial en la ciudad Santiago de Cuba. No ostenta valiosas joyas de la arquitectura local, pero en ella nacen –o mueren– importantes calles de la urbe, de ahí que hoy sea una de las más transitadas y comerciales. Ella siente, como pocas, el palpitar del pueblo.

Esta arteria experimenta, además, los cambios y transformaciones que se suceden en la antigua villa colonial, que en medio del inusitado ajetreo de los preparativos del jolgorio por el medio milenio, adorna sus principales espacios públicos y recupera edificaciones.

Sin dudas Garzón ha sido una de las mayores beneficiarias: nuevos parques, inmuebles que antes no escondían sus partes menos agraciadas hoy despiertan la curiosidad y ansias por ver las sorpresas que aguardan.

Incluso, para agrado de algunos, y desagrados de otros como yo, en la avenida se respira un aire de modernidad, ese que viene acompañado con la iluminación de tecnología LED que deja atrás la vetusta luz amarilla que tantas años adornó nuestras noches.

Esta avenida, despojada hoy de muchos de sus gigantescos y atemorizantes árboles –como consecuencia del huracán Sandy–, exhibe nuevos espacios: el Complejo Cultural Plaza Ferreiro, el Centro Tecnológico Recreativo, la tienda de LABIOFAM, se anuncia la Casa del Ocio, una fuete singular y hasta unas cataratas, la siempre disfrutadas cremerías y heladerías, y una importante zona de restaurantes especializados.

También están los negocios privados, que se enseñorean en esta avenida más que en otros sitios citadinos. Ahí está uno de los mejores sitios para disfrutar de la comida china, quioscos de churros rellenos (novedad gastronómica que invadió la urbe hace algunos años) y los vendedores de zapatos y cuantos útiles del hogar existan.

Y claro, no se pueden olvidar esos sitios, los que forman parte de la cotidianidad del santiaguero, que también dejan asombrado a quien regresa a la urbe después de estar ausento un tiempo. Testigos de esa afirmación son los emblemáticos 18 Plantas y el parque entre ellos (convertido hoy en un importante lugar de ocio), las paradas del transporte, las tiendas…

Garzón siente hoy, en su fisionomía, el uso de sus inmuebles e imagen de las edificaciones, los cambios que vive la ciudad en su medio milenio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s