Santiago de Cuba tiene un nuevo mirador (+fotos)


El Ángel de la catedral de Santiago de Cuba, visto desde el Mirador Catedral. Foto J. Loo Vázquez.
El Ángel de la catedral de Santiago de Cuba, visto desde el Mirador Catedral. Foto J. Loo Vázquez.

Aunque el acceso al nuevo mirador de la ciudad de Santiago de Cuba, ubicado en la catedral, puede ser difícil para algunas personas, la promesa de unas vistas espectaculares es razón suficiente para la escalada, si bien es sencillamente pequeña para las visuales de la urbe que realmente regala al visitante.

Desde ese elevado punto de la institución religiosa Santiago de Cuba no esconde su rostro: la policromía de los techos de las casas, nuevas cubiertas, otras aún por colocar, la exquisita mezcla entre lo antiguo, lo moderno, lo descuidado, ese mágico ambiente donde las tejas francesas ceden ante el impetuoso paso del hormigón y el reluciente zinc galvanizado, las características de la ciudad construida entre el mar y las montañas, las diferentes terrazas de la urbe, las montañas verdes todo el año, la atractiva y abrupta bahía…

guia_andrián andrial chacón_mirador catedral_santiago de cuba_foto J. Loo Vázquez
El guía del Mirador Catedral señala una de las tantas edificaciones emblemáticas que se pueden observar desde el sitio. Foto J. Loo Vázquez.

Según Adrián Andrial Chaveco, guía de turismo del lugar, el atardecer es la mejor hora para visitar este sitio pues se descubre una antigua villa colonial bañada por una luz más tenue, un panorama casi idílico y nostálgico.

Resulta que el Mirador Catedral abrió el pasado 27 de octubre como un regalo de la institución por el medio milenio de Santiago de Cuba y su imagen actual se debe a una restauración realizada en 1922. Años después, en 1932, un terremoto que afectó la urbe también se ensañó con esta parte de la institución religiosa, que fue reforzada, posteriormente, con una estructura de hormigón reforzado.

Según un artículo publicado en el “El Ángel”, boletín mensual de la catedral, en esta torre-mirador estuvo antes un reloj que orientaba a los transeúntes sobre los horarios.

Antes de emprender el ascenso por los 93 escalones, él prometió que la vista alcanzaría ver distantes sitios como el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia. Yo vi mucho más, y en esa intención de captar las imágenes, salieron estas fotos que aquí dejo a su consideración.

Por J. Loo Vázquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s