Líneas de conservación, en Santiago de Cuba, en el 2016


El 2016 será otro “año de importante dentro de la preservación de los valores de Santiago de Cuba”, aseguró a la prensa el Arquitecto Omar López Rodríguez, director de la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC), y recordó que “aún estamos dentro de la jornada de celebración por el medio milenio de fundada la urbe, iniciada en julio de 2015”.

Adelantó algunas de las líneas fundamentales en las que trabajará la institución que dirige, entre ellas la reanimación de la calle Aguilera –junto con el Corredor Peatonal Enramadas son las dos columnas vertebrales del Centro Histórico de la Ciudad–, en específico desde el Paseo La Alameda (reverdecida ahora con su malecón) hasta el Parque Céspedes, considerado el espacio público más importantes de la antigua villa.

“Este es un sector también de mucho interés para la ciudad”, aseguró el también Premio Nacional de Arquitectura, y también anunció que trabajarán en los baños públicos pues “constituye una preocupación entre los ciudadanos por la envergadura que tiene Santiago de Cuba, igual que insistiremos en la necesidad de parqueos y otros temas vitales”.

En relación con los proyectos de conservación, también llamados de continuidad, que se iniciaron en 2015, o incluso antes, López señaló que se mantienen las labores según cronograma de trabajo, entre ellos en el Cafetal Fraternidad, que tiene una envergadura considerable,  y también en el sitio Castillo del Morro, ambos Patrimonio de la Humanidad.

En el caso de la carretera turística, que da acceso –entre otros destinos– a la Fortaleza San Pedro de la Roca, consideró que es un “hecho de gran singularidad pues vincula al Centro Histórico con un área que es Patrimonio Mundial, y por esa razón se pretende seguir embelleciéndola, y trataremos que el público santiaguero –y foráneo también– pueda considerarla como una ruta peatonal, por la presencia de miradores naturales, de senderos, de arbolado que permita caminar bajo sombra, razón por la cual existe un proyecto a largo plazo para lograr ese objetivo, y también otro más abarcador que es lograr una ciudad más bella y organizada”.

Aunque el año 2015 fue momento culminante en el trabajo de conservación en Santiago de Cuba –por la celebración del medio milenio en el mes de julio–, lo cierto es que mucho tiempo antes y después, se han realizado importantes e interesantes proyectos que, sin lugar a dudas, han dotado de nuevos atractivos a la urbe.

Por mencionar solo algunos, está la llamada Área Monumental 26 de Julio, que vincula cuatro edificaciones Monumento Nacional, emblemáticas del patrimonio santiaguero, y el parque valorado como pulmón verde del Centro Histórico.  De esa idea nació la Galería Arte Soy, única en la urbe dedicada a las obras de gran formato, por ejemplo, entre otras iniciativas que reanimaron la zona.

Más reciente fue la restauración capital de la Catedral  de Santiago de Cuba, primera institución de su tipo en el país, que cambió de manera radical su imagen, para muchos ganó en valores y visualidad. Dentro de su reanimación, también abrió en una de sus torres un excelente mirador al corazón de la urbe.

Un punto y aparte merece el Corredor Patrimonial Enramadas, por muchos años la calle más popular y comercial de la urbe, y que en la actualidad se consolida como un importante paseo, donde el transeúnte puede admirar algunos de los lugares emblemáticos de la ciudad, entre ellas el aún en proceso de renovación Hotel Imperial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s