Prú oriental (receta)


pru oriental

Se asume su origen por la presencia franco-haitiana en el Oriente cubano, a partir de la Revolución de Haití, recién comenzado el siglo XIX, que provocó significativos éxodos desde dicha nación hacia los actuales territorios de Guantánamo y Santiago de Cuba, con sus consiguientes influencias culturales y gastronómicas. Además de muy refrescante y digestivo, posee propiedades medicinales, para bajar la presión arterial y como estimulante afrodisíaco. Después de más de dos siglos siendo elaborado artesanalmente, ya en las provincias de Granma y Santiago de Cuba se fabrica industrialmente y se expende en recipientes comerciales propios. (Tomado de aquí)

Ingredientes para 20 litros:

Jaboncillo                              60 g                1 canuto

Bejuco ubí                             60 g                1 canuto

Hojas de pimienta dioica    6 g                6 hojas

Jengibre                                 30 g                1 tubérculo

Raíz de China                        300 g                1 tubérculo

Canela en rama                     8 g                4 rajitas

Agua                                      5 L              100 tazas

Pru madre                             1 L                4 tazas

Azúcar moreno                     2 200 g               10 tazas

Procedimiento: 

  1. Raspar el jaboncillo y el bejuco ubí.
  2. Lavar las hojas de pimienta, el jengibre y la raíz de China.
  3. Cortar el jaboncillo y la raíz de China en porciones pequeñas.
  4. Hervir todas las especias, incluyendo la canela, en el agua indicada, durante dos horas.
  5. Colar y depositar el cocimiento en un recipiente de madera o acero inoxidable.
  6. Dejar reposar entre doce y veinticuatro horas.
  7. Agregar el pru madre y el azúcar.
  8. Mover este líquido hasta que quede completamente homogéneo.
  9. Dejar reposar durante tres días.
  10. Reservar un litro como pru madre, para la próxima colada.
  11. Servir bien frío.

Nota: Si inicialmente no se dispone de pru madre, el tiempo de fermentación es mayor. En algunas zonas de Cuba se agrega raíz de palma y retoños de pino a la decocción. Otro procesamiento es: Dejar refrescar el cocimiento. Endulzar y agregar aguardiente. Enterrar y dejar reposar durante tres días. Desenterrar, colar a las veinticuatro horas y envasar en pomos de cristal que contengan hojas de caña santa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s