El pintor del café


Casa Dranguet

Con un arte especial, Rafael Sánchez Ruiz aplica café a sus pinturas y consigue crear con esa combinación piezas de colores únicos. Hijo de padres artesanos, desde muy niño aplicó este método y ya lo ha vuelto su estilo, semi barroco, visible en sus cuadros pero también en sus piezas de cerámica.

“Siempre me gustó tomar café e invariablemente mi madre acostumbraba a colar antes de acostarnos, de ahí que una noche, siendo niño, mojé mis dedos en un residuo que quedaba en una tasa, sobre una pequeña cartulina, y al notar que a la mañana siguiente permanecía indeleble, comencé a experimentar y crear obras, algunas de las cuales aún conservo”, le cuenta a OnCuba.

La colección de Ruiz muestra una amplia gama de pinturas, cerámicas y grabados sobre cartulina y tela Dekell, que resalta por su exclusividad, con marcos creados por el propio artista a partir de mezclar masa…

Ver la entrada original 483 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s