La herencia culinaria también forma parte del ser cubano (+fotos)


Casa Dranguet

Las tradiciones culinarias heredadas de los franceses y los esclavos africanos, llegados a Cuba a finales del siglo XVIII y durante el XIX, sobreviven hoy mimetizadas en platos típicos de la cotidianidad de la familia y son, además, parte del inmenso patrimonio inmaterial que identifica a los nacidos en esta nación caribeña.

El sabroso ajiaco cubano, los buñuelos de malanga, el emblemático congrí oriental, las diferentes formas de preparar el turrón de coco, el increíble quimbombó con carne y la harina dulce y salada, ambas con relleno, estimulan no solo el paladar, sino que evocan también los sentimientos más arraigados en los cubanos, emociones vinculadas a la familia y al hogar.

Esa sabrosa tradición culinaria, que forma parte del patrimonio inmaterial de la Sociedad Tumba Francesa “La Caridad de Oriente” y encuentra en la agrupación portadora una de las presencias más arraigadas y antiguas en Cuba, fue expuesta en la

Ver la entrada original 442 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s