Restituidas las cruces en los cupulinos de la catedral santiaguera


cupulino_catedral_santiago de cubaSantiago de Cuba, 14 oct.- La Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral, de esta ciudad, exhibe desde este domingo todas las cruces de sus cupulinos, luego de que el huracán Sandy arrancara dos y afectara una tercera de las situadas frente al parque Céspedes, en la madrugada del 25 de octubre del 2012.

La última de las cruces, de 3,20 metros de largo, 1,50 de ancho y 0,8 toneladas de peso, quedó montada a 35 metros de altura sobre la torre izquierda de la arquidiócesis, mediante una cuidadosa operación en la que intervinieron trabajadores del Arzobispado, una enorme grúa de la Empresa Cubiza, y especialistas en topografía.

Con vientos de alrededor de 200 kilómetros por hora el ciclón dañó desde su base la cúpula central, que estaba apuntalada, y aunque no se la llevó, zafó de su posición la cruz, mientras que las cruces de las dos torres laterales, no obstante su peso, volaron por el aire. Solo quedó intacta la existente al fondo hacia la calle San Basilio.

El ingeniero civil Isaac Puente Simón, jefe de los trabajos de restauración que tienen lugar en la iglesia, señaló que tras concluir en junio pasado la reparación de toda la estructura de madera de la cúpula central, se recuperó la torre del reloj, la cual requirió para la colocación de la cruz de una maniobra como la efectuada ahora.

“Sobre este tipo de labor no existía precedente en nuestra brigada —apuntó—, y con gran precisión se acometieron en los casos requeridos las capas de ladrillos en su forma original, el desarme y arme de las estructuras de madera, el montaje a mano de todos los elementos de los cupulinos, y la alineación de las cruces por los topógrafos.

“Todo ha quedado reparado tanto interior como exteriormente, pues también se construyeron las escaleras de acceso y fueron colocados nuevos pararrayos. En síntesis, solo restan algunos detalles en la cúpula central, y las láminas de cobre para el revestimiento de las tres cúpulas, que se gestionan en Italia”.

Sobre la catedral en general, Puente Simón añadió que igualmente quedó concluida la restauración de la cubierta y el falso techo, donde actualmente laboran los restauradores en su bello decorado original. A la vez fueron realizadas las pruebas de pintura y el proyecto de iluminación monumental.

Paradigma del eclecticismo santiaguero, la primera Catedral construida en la isla conserva importantes obras de arte como la pintura del Santo Ecce Homo, considerada la más antigua de Cuba, y se dice que debajo de su altar fueron enterrados los restos de Diego Velázquez. Desde sus inicios de madera en 1522, a la fecha en que fue afectada por Sandy, ha sido pasto de las llamas y dañada por terremotos.

* Eduardo Palomares (Periódico Granma)

Restauran vivienda más antigua de Cuba dotada de valor histórico


Santiago de Cuba, 1 oct.- Con el objetivo de conservar sus valores patrimoniales, se restaura el inmueble del siglo XIX de la conocida popularmente como Casa de Diego Vázquez de la ciudad santiaguera.

* Vivienda más antigua de Cuba resguarda importante colección de artes decorativas en Santiago de Cuba

Dada su ubicación frente al parque Carlos Manuel de Céspedes, en el llamado Anillo Cero del núcleo fundacional de la villa, esas labores concluirán para los festejos del medio milenio, en julio del próximo año.

Esta segunda etapa de la inversión comprende la residencia incorporada al museo en 1973, con vista a la calle Aguilera y con un estilo arquitectónico neoclásico, en el cual se observa el uso de nuevos elementos decorativos entre esos el hierro, vitrales y mobiliario de la época como el balance y los tinajeros.

Madga Amara Lashley, directora de la institución cultural, mencionó entre las acciones el descorche de paredes y muros para erradicar las filtraciones y sustitución de pisos de cerámica y algunas vigas por problemas estructurales.

Explicó a la AIN que la morada del siglo XVI ya fue beneficiada con la restauración, y como dato curioso conserva la mayoría de su techo original, muros, algunas puertas y parte de la pintura mural.

El Museo de Ambiente Histórico Cubano narra a los visitantes en las dos viviendas la historia del mueble en el país, con sus ambientes domésticos.

Vale recordar que esa construcción fue de las pocas que tuvieron ligeros daños durante el paso del huracán Sandy, en octubre del 2012, con solo tejas corridas por la fuerza de los vientos.

Ello se debió su solidez, con muros exteriores construidos con sillares (bloque de piedra labrado), mientras en las paredes se utilizó la técnica conocida como verdugada de ladrillos, más resistente, revestidas con mampuesto.

Se estima que entre 1516 y 1530 se levantó el edificio para acoger la Casa del Gobernación y de vivienda del Adelantado Diego Velázquez, y en la planta baja la Casa de Contratación y de fundición de oro.

Fue el prestigioso arqueólogo, restaurador de obras y especialista en Artes Francisco Prat, quien asumió su rescate en la década de los 40 del pasado siglo.

Actualmente se conjuga allí la historia y la cultura, ya que en su patio de ambiente colonial acontecen las peñas de música vocal, del piquete Ulloa, de la orquesta Típica Tradicional y la llamada Dulce María Serret, prestigiosa profesora de piano ya desaparecida, con la participación de concertistas.

Escrito por Marlene Montoya (AIN)

Comenzó en Santiago de Cuba celebración de su medio milenio


parque cespedes_500 aniversario de santiago de cubaSantiago de Cuba, 25 jul.- Al festejar hoy los 499 años de esta ciudad, séptima villa fundada por los españoles en la isla, comenzó el jubileo por su medio milenio, durante el cual se trabajará para mejorar la vida de los lugareños.

En la visita realizada el pasado miércoles por el presidente cubano, Raúl Castro, para acompañar a su par chino, Xi Jinping, en su última jornada en Cuba, propuso que esa celebración tenga lugar en el antiguo cuartel Moncada, a la misma hora en que fue asaltado por jóvenes revolucionarios.

El gobernante, uno de los protagonistas de esa acción encabezada por el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, anunció que el 26 de julio de 2015 serán rememorados los 62 años de la gesta y los 500 años de la fundación de la urbe.

En la avenida Victoriano Garzón, donde se efectúan los espectáculos de congas, paseos y comparsas del carnaval 2014, las autoridades del municipio de Santiago de Cuba convocaron al cumpleaños, que deberá estar a la altura de una villa en la que se sintetizan hitos de la identidad y el devenir cubanos.

Única ciudad heroína de la República de Cuba, en ella convergen sincretismos que surgieron por la mezcla de culturas y costumbres provenientes de España, Inglaterra, Francia y África, fundamentalmente, y con una presencia importante de flujos migratorios desde el Caribe insular.

Con vistas a los 500 años se labora en la recuperación del patrimonio histórico y en la búsqueda de soluciones técnicas para el rescate y salvaguarda de la riqueza y variedad arquitectónicas que caracterizan a Santiago.

Las iniciativas son múltiples e incluyen concursos para escoger canciones dedicadas a una ciudad que ha inspirado a trovadores y poetas como Manuel Navarro Luna, Waldo Leyva, Juan Almeida, Benny Moré, Jesús Coss Causse y Pedro Luis Ferrer.

Los empeños por la fecha cobraron mayor relieve desde que el 25 de octubre de 2012 el huracán Sandy dejara virtualmente desvastada a la urbe, cuyos pobladores se han erguido ante esa adversidad con el apoyo solidario de los demás cubanos y gobiernos de otras naciones.

Paladines de la vulgaridad


Vulgaridad, ¿aderezo necesario en el humor cubano actual?
Vulgaridad, ¿aderezo necesario en el humor cubano actual?

Siempre he pensado que el verdadero arte, cualquiera que sea su vertiente, más allá de la belleza, lo entretenido y lo útil, debe nacer de la voluntad de su autor de dinamitar las normas establecidas, revolucionar lo tradicional, ofender por sus renovadoras propuestas, ser fruto de la inquietud y del deseo de decir o mostrar una fuente desbordante, sincera e incontrolable, que explota en el pecho y te acorta el sueño…

Por el contrario, hacer más de lo mismo, repetir los archiconocidos y trillados caminos, tal y como hacen los chivos que tanto entretienen a los niños con sus manidas y consabidas vueltas en los parques de la ciudad, caminar pisando las huellas de otros, porque son “exitosas”, me parece la más burda manera de banalizar y minimizar la creación artística.

A mi juicio, esa es la gran diferencia entre comercializar el arte, y el arte comercial, criterio que hoy expreso con suavidad, pero que me tomó años llegar a él, y que hoy motivan estas reflexiones sobre la vulgaridad en el humor cubano actual, una realidad que hiere la sociedad cubana y que se mueve vertiginosamente en el consumo informal en la nación, a la vez que se legitima en los espacios públicos con una política cultural agujereada, creando patrones y modelos de “buen hacer”.

Lo que promocionaba la radio local santiaguera como un espectáculo merecedor de un premio Aquelarre, se convirtió pare mí en una de las muestras más lamentables de humor cubano, carente de valores estéticos y de intenciones por crear un producto genuino, que promoviera el análisis crítico, y al contrario, sí una manera burda y solapada de embolsillarse unos cuantos miles de pesos.

Ese es mi criterio sobre el espectáculo de “Mariconchi con los gladiadores del grupo Roma”, que recientemente llegó al coloso cultural de Santiago de Cuba, el Complejo Teatro Heredia. Al menos de los shows similares que he visto en mis 28 años de edad, desde la humilde y orgullosa visión de un pueblerino, así lo considero.

Quizás por estar al margen de los productos audiovisuales que ágilmente se mueven por todo el país, en los llamados “paquetes” que tanto han alterado el consumo cultural que hoy se vive en el país, nunca antes había observado el trabajo de Orlando Manrufo (Mariconchi) y muchos menos el de los miembros del Grupo Roma, ninguno de los dos dentro de los humoristas más populares en el país.

El comediante cubano Orlando Marrufo, que interpreta al personaje de Mariconchi, anfitrión de La Esquina de Mariconchi en Galiano esquina a Concordia
El comediante cubano Orlando Marrufo, que interpreta al personaje de Mariconchi, anfitrión de La Esquina de Mariconchi en Galiano esquina a Concordia

El primero fue el gancho que me motivó asistir a la presentación, aunque solo conocía sus presentaciones en diversos espacios de la televisión nacional, donde a mi juicio –y en retrospectiva veo cuan ingenuo fui –, eran bastante buenos y creativos. De los segundos, nunca antes los había escuchado mencionar.

Es posible que en la capital del país, donde existe mayor cantidad y diversidad de artistas y espacios de promoción, fuera el lugar donde el humor cubano involucionó y derivó en una mera secuencia de clichés, a modo de programas enlatados, cuya fórmula “asegura” aplausos y asistencia, y claro, dinero.

Es solo una suposición, porque realmente no conozco el momento en que se entronizaron y arraizaron las ofensas, las burlas desmedidas, lo grotesco, la falta de respeto, la vulgaridad y las llamadas malas palabras, como ingredientes para el éxito de un espectáculo humorista. Esa corriente que un gran artista de Cuba, Carlos Ruiz de la Tejera, ha sabido bien llamar como el “humor envenenado”.

Carlos Ruiz de la Tejera, uno de los humoristas más famosos de Cuba, y que ha sobresalido por crear un estilo único en sus actuaciones. Se considera que él ha logrado en el humor, lo mismo que Luis Carbonell en la poesía, una manera muy singular y original de actuar.
Carlos Ruiz de la Tejera, uno de los humoristas más famosos de Cuba, y que ha sobresalido por crear un estilo único en sus actuaciones. Se considera que él ha logrado en el humor, lo mismo que Luis Carbonell en la poesía, una manera muy singular y original de actuar.

Y claro que en esa lista de recursos manidos no pueden faltar el choteo al pinareño y al oriental, a las personas de humilde procedencia de los campos, conceptos que lejos de renovar un arte que tiene en el país grandes creadores, tienden a patentizar, asentar y legitimar otras ideas más peligrosas e hirientes, como el racismo y la discriminación, que hoy reconocemos presentes en la sociedad actual, y que motivan debates en todos los niveles, desde la calle, pasando por el sector intelectual hasta entre los parlamentarios cubanos.

Cuba grita a todas voces tener uno de los pueblos más cultos, no así educados, y ciertamente no con ideas críticas bien formadas, capaces de discernir y rechazar espectáculos humoristas desmoralizantes y denigrantes que nada bien le hacen a la idiosincrasia cubana, la que ciertamente nada tiene que ver con lo que mostró Mariconchi y los miembros del Grupo Roma.

Un espectáculo humorista, que casi siempre se consume en familia, nunca será solo entretenimiento y evasión de la realidad, por el contrario, asumirlo así sería perder una batalla en el terreno ideológico. El humor, detrás de la risa, persigue hacernos pensar, tomar conciencia, combatir y cambiar.

Lamento que mis conciudadanos, quizás acostumbrados a aplaudir todo lo que tienen a la vista, estén o no de acuerdo, una vez más ovacionaron y clamaron un show lamentable, ofensivo en todas las maneras posibles, desde la sustitución del sugerente doble sentido por una representación explícita de la desnudez, del sexo anal y de los órganos reproductivos, pasando por la exaltada y remarcada presencia de la vulgaridad, pasando por las reiteradas ofensas dirigidas al público, haciendo presa del negro, la persona mayor o con discapacidades.

Igualmente lamento que en un templo de la promoción cultural en Santiago de Cuba –y en la nación– las personas encargadas de la programación y velar por colocar en cartelera productos de factura, o al menos a tono con el prestigio del escenario en cuestión, se hayan hecho eco de un show, que a mi juicio, ni en un pequeño cabaret hubiese tenido cabida.

Mirándolo desde el punto de vista de la comunicación, donde proviene mi formación profesional, ¿qué construcción de sentidos puede surgir en un público, donde el mensaje carece de todos los valores que tanto nos empeñamos –no siempre con éxito– en promover en todos los espacios socializadores? ¿Qué interpretaciones saldrían de esa propuesta?

Como no tengo alma de masoquista, lamento en especial haber pagado 10 pesos para que me ofendieran y agredieran de esa manera, se lo atribuyo a mi ingenuidad de caer, como un novato, a los encantos de la visita de un artista de La Habana, con espacios habituales en la televisión, que decidiera presentarse en el Teatro Heredia.

Espacios con prestigio consolidado en Cuba, como lo es el Teatro Heredia, no debían legitimar ni permitir en cartelera propuestas que denigren los valores de la nación
Espacios con prestigio consolidado en Cuba, como lo es el Teatro Heredia, no debían legitimar ni permitir en cartelera propuestas que denigren los valores de la nación

Con beneplácito, y no exento de criterios encontrados, muchos (y me incluyo) acogimos la noticia de desterrar de los espacios públicos la música vulgar. Quizás sea hora de extender un poco más la mirada y apostar por la publicidad y promoción de creadores que han logrado mantenerse en la popularidad del humor cubano sin caer en la monotonía y la mediocridad, con propuestas inteligentes que conviden a criticar y reír.

También es necesario purgar los catálogos artísticos, sin caer en la censura desmedida e irracional, aunque sin olvidar que la escuela, la casa y otros espacios socializadores, deben apostar más por sujetos críticos, capaces de rechazar la banalidad y los contenidos basura y ofensivos.
Una de las esencias del arte son las creaciones que estéticamente renueven y sean novedosas, y se alejen de la mediocridad y el facilismo. ¿Existe una resistencia a esas propuestas? ¿Queremos esa resistencia?

Santiago de Cuba y su corazón ecléctico


Santiago_de_Cuba_y_su_parque cespedes

Santiago de Cuba, 7 mar.- No es el más grande, para algunos tampoco el de mayor belleza, pero el Parque Céspedes, el mismo corazón de la ciudad de Santiago de Cuba, se distingue de sus similares del país por la elegancia y la sobriedad de su inconfundible estilo ecléctico.

Custodiado por inmuebles con un valor patrimonial singular, el principal espacio público de Santiago de Cuba es un reflejo del amplio repertorio constructivo adquirido por la urbe en su transitar por los períodos colonial, republicano y revolucionario.

Entre ellos resalta la Basílica Menor Iglesia Catedral de Santiago de Cuba, el edifico de madera más grande del país, de estilo ecléctico y donde se resumen en sí varias tipologías, entre ellas la arquitectura clásica.

Destruida por las llamas en varias ocasiones, codiciada por corsarios y piratas, víctima de terremotos y azotada por los huracanes, se erige hoy esta importante pieza del patrimonio religioso como uno de los lugares más bellos y antiguos de nuestra ciudad.

Igualmente resulta ineludible el Museo de Ambiente Histórico, antes Casa de Diego Velázquez –la más antigua de Cuba y se presume que también de América-, con esa preciosa fachada de tipo morisca. Allí se exhiben mobiliario y elementos decorativos que datan de entre los siglos XVI y XIX.

En su interior resuenan los lamentos de esclavos, se puede participar en las tertulias, ver los revolucionarios clandestinos correr por las calles y escuchar, el primero de enero de 1959, al Comandante Fidel Castro hablar a su pueblo.

Imponente, majestuosa, algunos calificativos que regalan visitantes al palacio del Ayuntamiento de la ciudad, sede hoy del Gobierno Municipal, una magnífica pieza de la arquitectura colonial cubana.

Su imagen actual se debe a una reconstrucción realizada en 1950. Daños estructurales, terremotos y otras causas, hicieron que se lanzara un concurso para su remodelación, sobre las bases de los preceptos del estilo colonial. El proyecto ganador, que aportó la visualidad que hoy exhibe, fue el presentado por un equipo que tuvo entre sus miembros al insigne Dr. Francisco Prat Puig.

Edificaciones de tipo racionalista, neoclásica, morisca, colonial, diferentes estilos constructivos presentes en inmuebles localizados en el santiaguero Parque Céspedes, una especie de sui géneris guardianes de la cotidianidad e historia local que hacen de este lugar uno de los más bellos, elegantes y sobrios, en una ciudad de casi 500 años.