El corazón de Santiago de Cuba palpita más fuerte en su medio milenio


Proyecto de Rehabilitación Integral del Sistema de Anillos Fundacionales
Proyecto de Rehabilitación Integral del Sistema de Anillos Fundacionales de Santiago de Cuba. Foto cortesía Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC).

El frenesí constructivo que se siente hoy en Santiago de Cuba, con motivo del medio milenio de la urbe, se percibe con especial ahínco en el parque Céspedes y su entorno, considerado el corazón de la ciudad, por ser el núcleo fundacional de la antigua villa colonial española.

En el más importante espacio urbano casi ninguna edificación escapa de las manos de hombres y mujeres que se empeñan en engalanar la ciudad, razón por la cual, verdaderas joyas patrimoniales cubanas, unas cuantas con más de una centuria de edad, exhiben hoy sus rostros más agraciados y rejuvenecidos.

Para la arquitecta Hortensia Estrada, especialista en planeamiento urbano del Plan Maestro, de la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC), es una aspiración de Santiago de Cuba y su gente, la puesta en valor del entorno del Parque Céspedes y sus áreas aledañas, pues es este un importante reservorio de la cultura y el patrimonio del territorio y la nación.

Por ello, especialistas de la OCC en conjunto con otras instituciones, ejecutan lo que se conoce como el “Proyecto de Rehabilitación Integral del Sistema de Anillos Fundacionales”, y según Hortensia Estrada “hablamos, por una cuestión estratégica de trabajo, de los anillos fundacionales cero, uno y dos, comprendidos entre las calles Santa Lucía hasta San Gerónimo, y Carnicería hasta Padre Pico”.

El Anillo Cero comprende el Parque Céspedes, antigua Plaza de Armas, y los diez inmuebles que se encuentran a su alrededor, que son edificaciones emblemáticas de la ciudad por sus usos, arquitectura y valores ambientales.

Ellos son la sede del Gobierno Municipal –antiguo ayuntamiento–, el Complejo Plaza de Armas –antes conocido como Casa del Té–, la Sala de Artes Decorativa –otrora Club San Carlos e ícono de la arquitectura ecléctica oriental–, el centenario Hotel Casa Granda, un edificio que comprende una agencia de viajes y viviendas, la Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral –primera catedral del país–, la Casa del Ajedrez, Dirección Provincial de BANDEC y también una de sus sucursales, el Museo de Ambiente Histórico Cubano –popularmente conocido como Casa de Diego Velázquez y morada más antigua de América–, y un edificio de viviendas y oficinas de FINTUR.

En el caso del Parque Céspedes, explica Estrada que “no podemos hablar de Santiago de Cuba sin dejar de mencionar la antigua de Plaza de Armas, que es el lugar de encuentros, vivencias, de los sucesos de la vida cotidiana y también de eventos históricos de la urbe, y por tanto se somete a un proceso de mantenimiento de áreas verdes, mobiliario y piso, además de pintura y recuperación de luminarias”.

La Sala de Artes Decorativas, en conjunto con el Museo Emilio Bacardí –el más antiguo de su tipo en Cuba– y el Taller de Restauración de Bienes Muebles, conformarán lo que se ha dado a conocer como Complejo Bacardí, que promete ser una de las sorpresas más deslumbrantes por el medio milenio de Santiago de Cuba, pues mostrará importantes obras abras del pincel, fruto del talento de creadores del territorio.

En la actualidad, en el otrora Club San Carlos, se realizan complejos trabajos en la restauración del falso techo de yeso, labor que llevan a cabo alumnos de la Escuela Taller Ugo Luisi, perteneciente a la OCC, con la asesoría correspondiente, y este proyecto, en especial, “tiene gran importancia pues se recupera una edificación emblemática de Santiago de Cuba”, dice Hortensia Estrada.

El Anillo Uno del “Proyecto de Rehabilitación Integral del Sistema de Anillos Fundacionales” comprende nueve manzanas que están alrededor del Parque Céspedes, sin incluir los objetos de obra del Anillo Cero, mientras que el Anillo Dos abarca otras 18 manzanas, que contiene unos 300 edificios en intervención.

“En estos anillos Uno y Dos, obras importantes en el proyecto son, por ejemplo, el Banco de Canadá que asume actualmente BANDEC, el Museo Emilio Bacardí, que ya concluyó la intervención, y el Taller de Bienes Muebles, además de la Casa de la Trova y la Casa del Queso, que es un edificio de viviendas con usos culturales en el primer nivel, el Museo del Carnaval, la casona de la UNEAC, la filial de la ANEC, la farmacia Bottino, entre otros”, detalla Estrada.

El “Proyecto de Rehabilitación Integral del Sistema de Anillos Fundacionales” incluye la reanimación de los ambientes urbanos, donde se incluyen 12 tramos de calles que forman parte de esta área urbana.

“La reanimación urbana comprende las acciones en fachadas fundamentalmente, entre ellas repello y pintura de paredes, y algunos arreglos de techos en primeros cuerpos y labores de carpintería. Esta reanimación beneficiará unas 500 viviendas”, detalla la especialista.

Explica Hortensia Estrada que obras terminadas están la rehabilitación de la Casa del Ajedrez, el Museo de Ambiente Histórico Cubano, el edificio de viviendas y FINTUR, en la sede del ayuntamiento se realizan algunas labores de mantenimiento, también finalizó la intervención en el Hotel Casa Granda y en el edificio de la agencia de viajes, muy dañado por el huracán Sandy en octubre de 2012.

Además, están en fase de terminación obras de gran complejidad, entre ellas el Complejo Plaza de Armas, la Sala de Artes Decorativas y la Catedral.

“En el caso de la Sala de Artes Decorativas, está en la etapa de pintura exterior, se pulen los pisos y además se realiza un trabajo artístico minucioso, exhaustivo y muy bello, que es la restauración del falso techo de la sala principal. En la catedral, de forma general, la obra constructiva del edificio está terminada, y en este momento se labora en la fase de decoración interior y restauración de sus obras artísticas, en el basamento se finaliza la parte civil, como es el cambio de la carpintería, por ejemplo”, detalla Estrada.

Dentro de las aspiraciones de la Oficina del Conservador de la Ciudad, no para la celebración del medio milenio –jolgorio que tendrá como momento culminante los últimos días de este mes de julio– sino para etapas posteriores, está la peatonalización de los anillos fundacionales de la urbe, en correspondencia con las tendencias actuales del urbanismo y como reconocimiento al lugar preponderante que tiene este entorno en la vida cultural y social de los pobladores de esta antigua villa colonial española.

“No podemos hablar de una ciudad saludable, bella, limpia, mientras existan conflictos vehiculares y viales, con el peatón, que impiden que los edificios joyas del patrimonio puedan mantenerse en buen estado, evitando las vibraciones de los automóviles y la contaminación que genera, que impiden al transeúnte permanecer en una plaza u observar con detenimiento los inmuebles a su alrededor. Pero son proyectos muy complejos los que proponemos, que requieren un trabajo multidisciplinario de varias entidades”, sentenció Hortensia Estrada.

Santiago tendrá nuevos atractivos culturales


Reparación antiguo Club San carlos, hoy Sala de Arte. Foto Oficina del Conservador de la Ciudad
Reparación antiguo Club San carlos, hoy Sala de Arte. Foto Oficina del Conservador de la Ciudad

El ambiente de renovación y conservación que se respira hoy en Santiago de Cuba tiene especial ímpetu en el sector de la cultura, a partir de numerosas obras constructivas que se ejecutan hoy en la ciudad, como parte de la celebración del medio milenio de fundada la antigua villa colonial.

Así lo declaró a la prensa Tania Fernández Chaveco, Directora Provincial de Cultura,  quien detalló que hoy, en la provincia, se invierte en cuatro grandes obras, mientras que otras 26 son de reparación y mantenimiento.

De las cuatro primeras, ya algunas son disfrutadas por los santiagueros, como por ejemplo el Complejo Cultural Ferreiro con las ofertas de los productos de ARTEX y otras gastronómicas y  musicales, aunque “nos encontramos en un proceso de rediseño de su imagen general y corregimos pequeños detalles, pero ya se puede visitar si bien lo inauguraremos, igual que el resto, de manera oficial en las festividades por el medio milenio”, explicó.

Fernández también resaltó otras obras que seguro aportará nuevos atractivos a la urbe. Entre ellas están la Casa de la Cerámica, ubicada en la Avenida Manduley de la centenaria barriada de Vista Alegre, que servirá para el rescate de esta antiquísima especialidad artística con tradición en el territorio, “que está en los últimos detalles”, y el Museo de la Música, “un viejo anhelo santiaguero y que hoy estamos preparando el montaje de la exposición porque la obra civil está a punto de terminar”, sentenció.

La dirigente, también explicó que hoy avanza la restauración del museo más antiguo de Cuba, el Bacardí, y en la construcción del Taller de Bienes Museables, “que formará parte del Complejo Bacardí, que integrarán tres instituciones: el Museo, el Taller y la Sala de Arte, antiguamente Casa de Cultura Miguel Matamoros que en estos momentos ya está culminándose.”

Como relevante e interesante, en el caso de la Sala de Arte, la Directora Provincial de Cultura adelantó que “por primera vez tendremos la oportunidad de exponer obras que han estado por mucho tiempo en los almacenes del Museo Emilio Bacardí, y poseen un valor patrimonial exclusivo, y que se están restaurando en estos momentos en la Oficina del Historiador de La Habana.”

A todos estas nuevas ofertas, que sin dudas apoyarán el concepto de promocionar la ciudad de Santiago de Cuba como importante plaza del turismo cultural, se le sumará la Galería Oriente, ubicada en el mismo corazón de la urbe, el Parque Céspedes, y “cuya restauración está culminándose y formará parte de una galería con otro diseño, más moderna, con un espacio de venta del Fondo Cubano de Bienes Culturales, además de servicios gastronómicos”

En relación a las obras de mantenimiento y recuperación, por el medio milenio de la ciudad de Santiago de Cuba, Tania Fernández Chaveco resaltó que inicialmente tenían previsto intervenir en 15, pero la cifra se extendió hasta 26 porque “hay un compromiso muy alto de las autoridades de todos los municipios de la provincia para sumarse al jolgorio”.

Ese programa incluye el antiguo Cine ABCDF, actual sala Macubá, el Conservatorio Esteban Salas, el también antiguo Ateneo Cultural, que hoy es la sede del Fondo Cubano de Bienes Culturales, además del Museo del carnaval, que muy pronto será la sede de un importante acontecimiento para la cultura santiaguera.

Tesoros del museo más antiguo de Cuba (+fotos)


Museo Provincial Emilio Bacardí, primero creado en Cuba
Museo Provincial Emilio Bacardí, primero creado en Cuba

Por Armando A. Céspedes C.

Santiago de Cuba, 16 oct.- La antigua villa colonial, hoy ciudad de Santiago de Cuba, guarda innumerables sitios de excelencia. Uno de ellos es el museo municipal, actualmente provincial, Emilio Bacardí Moreau, lugar muy vinculado a la historia local y nacional.

En ese sagrado sitio se pueden encontrar las más disímiles reliquias atesoradas por dos santiagueros dignos: Don Emilio y su esposa Elvira Cape y Lombard. Por eso, le sugiero que si visita la urbe o vive en ella, vaya y disfrute de las muestras relacionadas con José Martí.

Inauguración del Museo Provincial Emilio Bacardí
Inauguración del Museo Provincial Emilio Bacardí

Allí, ante el asombro de nuestros ojos, podemos sentir muy de cerca su figura, su respirar, sus anhelos de independencia para Cuba, cuatro letras sagradas de nuestra nación, y hasta sus dolencias.

Lo primero, si quiere echar marcha atrás en el tiempo, es contemplar con absoluto dolor tres rocas de la habanera cantera de San Lázaro, lugar donde realizó trabajos forzados por una condena impuesta por las autoridades españolas en 1871, siendo casi un adolescente, período de su vida que le hizo confirmarse como un severo luchador contra los desafueros hispanos en la colonia de Cuba.

Ello, además, nos hará recordar los grilletes que le marcaron el alma y la piel, luego convertida una parte de ellos en una sortija regalada por su madre, con el nombre de Cuba, su gran amor, y que le hizo vestir para siempre de color negro, luto imperecedero por su país, atuendo que solamente cambió al pisar tierra cubana el 11 de abril de 1895.

Más acá en el tiempo se abre la memoria, y nos imaginamos su azaroso apostolado, esta vez representado por uno de sus trajes: la levita negra, el saco y el chaleco que utilizara en tribunas de Tampa cuando pronunciara los discursos nombrados Con todos y para el bien de todos, con fecha 26 de noviembre de 1891, así como el de Los Pinos Nuevos, realizado al día siguiente.

Sin olvidar que allí está, casi sin identificación de colores por el paso del tiempo, una bandera que adornaba la tribuna en la que pronunciara un discurso encendido a los emigrados de Cayo Hueso, aquellos que le dieron, sin remilgos, lo que se necesitara para liberar a la Patria oprimida.

Foto antigua del interior del Museo Provincial Emilio Bacardí
Foto antigua del interior del Museo Provincial Emilio Bacardí

Una pluma nos sorprende, pues de ella salieron varios escritos, entre ellos, una carta dirigida al Mayor General Antonio Maceo cuando el valiente guerrero vivía en Costa Rica. Ello nos hará recordar sus ardientes llamados a luchar por la libertad de Cuba; a su lado un pisapapeles, ¡cuántos ardientes documentos estuvieron bajo su fiel custodia!

Poco sabemos de la sagacidad del Apóstol, y por eso de inmediato se abre ante nuestros ojos asombrados un hermoso estuche dental, de los que solían utilizar los especialistas, pero con una artimaña: un doble fondo en el que el Maestro enviaba documentos al doctor Zambrano en la ciudad de Manzanillo, en 1894. ¡Por liberar a Cuba valían todos los procedimientos!

Al fin, llegó el día del arribo a costas cubanas, es el 11 de abril de 1895. Martí, Gómez y otros cubanos se montan en un bote bajo la lluvia entremezclada con la luz de la luna, y reman hacia la tierra amada.

Uno de los remos está allí, ante nuestros ojos con una sigla B:F:Co, pero eso descubrir su significado no tiene valor; lo que vale es sentir el puño firme y tenso de quienes lo utilizaron para arribar pronto a la playita de Cajobabo.

Allí aun se pueden sentir los gritos reprimidos o alegres de los expedicionarios, se escucha el ruido potente cuando se mete el remo en el agua oscura del Mar Caribe, cuando se tensan los brazos, los del Apóstol Martí entre ellos.

Callejón Bofill, en el Museo Emilio Bacardí, donde se puede respirar el ambiente colonial de Santiago de Cuba
Callejón Bofill, en el Museo Emilio Bacardí, donde se puede respirar el ambiente colonial de Santiago de Cuba

Pero hay más.

Se siente el caminar, transitar entre montes, cruzar ríos, contemplar árboles, dibujarlos, describir sus bondades, mirar con ojos sagaces de botánico, de geógrafo, de estudioso de la naturaleza le va marcando el tiempo, el día a día en su diario de campaña.

Su traje claro, sus botas altas, su ropa; su corbata de seda negra, el pañuelo para secarse el sudor o la lluvia perseverante están allí, delante de nuestros ojos, aun viven en el cuerpo del Maestro.

Pero, cae gloriosamente el 19 de mayo de 1895. Su ímpetu le juega una mala jugada: cae ante las balas enemigas. Su cuerpo exánime lo recogen los españoles quienes presurosos lo trasladan y entierran.

En el museo están instrumentales médicos, algunos de ellos, utilizados con fecha 24 de mayo de 1895, para exhumar su cadáver y embalsamarlo, y le seguro que son un golpe severo a los sentidos.

¡Qué dolor sentir que aquellos ingenios arrancaron partes del Maestro! Y sube de tono la sorpresa cuando se lee el acta de la exhumación de esos restos con puño y letra del Dr. Pablo V. Valencia, con fecha 24 de mayo de 1895, en Remanganagua.

Colocación de la primera piedra en la construcción del Museo Emilio Bacardí.
Colocación de la primera piedra en la construcción del Museo Emilio Bacardí.

En el documento aún se lee:

1º. Se cree que (el cadáver) tendrá próximamente unos 48 años.

2º. A la sazón en que desembarcó en esta Isla por ponerse al frente del movimiento revolucionario, estaba regularmente nutrido, constitución regular y temperamento biliares, aunque delgado, bien (…), de estatura regular…

Además, se une una copia escrita a máquina del Acta referida a la identificación y enterramiento del cuerpo de José Martí, a lo que se unen restos de aquel ataúd de madera que apenas costó 8 pesos, pero que tuvo al cadáver del Mártir de Dos Ríos en su traslado hacia la ciudad de Santiago de Cuba.

Y por si fuera poco allí la tarja de mármol del nicho número 134, el lugar donde descansaron sus restos en el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia, el mismo sitio que fuera acremente criticado por Salvador Cisneros Betancourt, al decir que no era meritorio de la estatura de Martí; tales palabras levantarían el entusiasmo y esfuerzo de las maestras de la escuela pública santiaguera No. 3 Spencer, y luego de toda la ciudad y de Cuba.

Por último, allí dentro de la vitrina cuelga el fusil que llevara el Maestro entre sus pertenencias. Permanece mudo, y aunque no lo crea, apuntando hacia el mismísimo Norte, aquel que criticara señalándolo como “revuelto y brutal que nos desprecia”. ¿Coincidencia?

Culmino con esta visita. El lugar guarda celosamente las pertenencias del Delegado del Partido Revolucionario Cubano, del Mayor General, del Ejército Libertador del Héroe Nacional de Cuba.

Ellas nos dicen a todos los cubanos de buena voluntad, que no pueden ser, no son, ni serán nunca simples objetos museables sino verdaderos tesoros de la historia cubana presentes en el museo provincial EMILIO BACARDÍ MOREAU, de la antigua villa de Cuba, hoy ciudad de Santiago de Cuba.

Emilio Bacardí Moreau
Emilio Bacardí Moreau

Paseos veraniegos por la historia y la cultura


Paseos veraniegos por la historia y la cultura

Santiago de Cuba, 22 jun.- La ciudad más caribeña de Cuba, en su devenir de casi 500 años ha acumulado un gran acervo histórico y cultural, que se traduce en la existencia de varios sitios muy sugerentes para los visitantes, tanto cubanos como extranjeros.

Sin dudas son los museos de Santiago de Cuba uno de los principales atractivos de la urbe, pues a sus puertas llegan cada año miles de personas, fundamentalmente en la etapa veraniega, cuando ofrecen nuevas y mejoradas propuestas.

En esta lista de sitios con una relevancia singular, sin dudas que no podría faltar la Casa de Diego Velázquez, o Museo de Ambiente Histórico Cubano, ubicada en el mismo corazón de la ciudad y que es considerada la vivienda más antigua de Cuba y América.

La añeja morada colonial resalta a simple vista por su arquitectura morisca, con un decorado y carpintería sorprendentes. Pero en su interior, también resulta muy agradable a la vista, pues se conservan y exhiben una gran cantidad de objetos que trasladan al visitante a los inicios de la historia de Cuba.

Otro singular exponente de la arquitectura cubana, y que atesora un gran cúmulo de historia y cultura, es el Museo Emilio Bacardí, primero de su tipo abierto en el país, que para orgullo santiaguero, está en la Ciudad Héroe.

El museo provincial de Santiago de Cuba abrió sus puertas el 12 de febrero de 1899, gracias a los esfuerzos del mecenas Emilio Bacardí. La centenaria institución cuenta con tres salas expositivas, una de Arte, otra de Historia y por último la de Arqueología, donde se encuentran las atractivas momias. En esta, también se guardan objetos relacionados con los primeros pobladores que llegaron a Cuba, como son herramientas de trabajo y vasijas.

En la calle Heredia, en el centro histórico, está el Museo del carnaval, una importante institución que promueve los valores y la historia de la mayor fiesta popular de la urbe. Allí se pueden conocer detalles como las anécdotas relacionadas con la corneta china y las congas, paseos y comparsas.

El Museo del Ron es otro de los sitios que el que visita este suroriental territorio no debería dejar de recorrer. En las diferentes salas expositivas de la institución, se puede conocer la vinculación de la historia de la urbe con esa bebida alcohólica. Sus especialistas amablemente cuentan a sus visitantes la historia de la industria azucarera cubana y la aparición del aguardiente y el ron, como subproductos de esta. También resulta muy llamativo el área de toneles de añejamiento y se exhiben variedad de etiquetas y de envases de marcas como el Ron Santiago, el Caribean Club, el Caney, entre otras.

En el mismo corazón de la urbe, en el atrio de la Catedral, está el Museo Arquidiocesano de Arte Religioso de Santiago de Cuba, único de su tipo en el país. Una de las piezas más importantes de la colección es la tablilla del Santo Ecce Homo, la pintura más antigua que se conserva en la nación.

Y en este recorrido por los museos de la ciudad, existen dos que no se podría dejar de mencionar. La Granjita Siboney y el antiguo Cuartel Moncada, ambos vinculados a uno de los hechos más importantes de la historia nacional, los sucesos del 26 de julio de 1953, son sin dudas uno de los principales exponentes del pasado del pueblo santiaguero y cubano.