(en fotos) Alegría infantil, en Casa Dranguet, en cierre de Feria del Libro en Santiago de Cuba


Casa Dranguet

Por primera vez la Casa Dranguet se sumó al evento cultural de mayor masividad en Cuba, a la Feria del Libro, justo en el cierre del capítulo santiaguero, con un debut que devino actividad infantil donde reinó la alegría de los más pequeños.

La jornada en el Café Dranguet se llenó de niños que recitaron poemas y condujeron la actividad, además se realizó la presentación de varios libros, con el apoyo de la Editorial oriente, única institución de su tipo con alcance nacional creada fuera de la capital cubana.

El cierre de lujo estuvo a cargo del payaso Chocolatín quien, literalmente, hizo que los niños jugaran, rieran y disfrutaran de la mañana de este domingo.

Fotos Edgar Brielo Maranillo Sierra.

Ver la entrada original

“Mirarte”: Arte en Enramadas (+fotos)


Casa Dranguet

Ubicada en el Corredor Patrimonial Las Enramadas, la calle más populosa, céntrica y comercial de Santiago de Cuba, se encuentra la galería privada “Mirarte”, muy visitada por turistas foráneos, incluidos aquellos que llegan a la urbe en los cruceros.

En esta pequeña tienda, usted podrá llevar a casa un excelente regalo artesanal, de la más fina calidad y diseño.

Se comercializan obras de arte y artesanías, en ambos casos tallas de maderas preciosas (cedro, caoba, ébano, guayacán, granadillo, ácano, majagua azul), también otras piezas de mármol, cerámica fría y cerámica blanca, barro, naturaleza muerta y cuadros.

Además de otras obras son realizadas con hueso, semillas, fibras naturales, entre otros materiales, de gran arraigo en su uso en la localidad, tanto en artesanías más comerciales como obras de arte de mayor intención estética.

A pocos metros de la Plaza de Marte, en la calle Las Enramadas, se encuentra la galería “Mirarte”…

Ver la entrada original 23 palabras más

La herencia culinaria también forma parte del ser cubano (+fotos)


Casa Dranguet

Las tradiciones culinarias heredadas de los franceses y los esclavos africanos, llegados a Cuba a finales del siglo XVIII y durante el XIX, sobreviven hoy mimetizadas en platos típicos de la cotidianidad de la familia y son, además, parte del inmenso patrimonio inmaterial que identifica a los nacidos en esta nación caribeña.

El sabroso ajiaco cubano, los buñuelos de malanga, el emblemático congrí oriental, las diferentes formas de preparar el turrón de coco, el increíble quimbombó con carne y la harina dulce y salada, ambas con relleno, estimulan no solo el paladar, sino que evocan también los sentimientos más arraigados en los cubanos, emociones vinculadas a la familia y al hogar.

Esa sabrosa tradición culinaria, que forma parte del patrimonio inmaterial de la Sociedad Tumba Francesa “La Caridad de Oriente” y encuentra en la agrupación portadora una de las presencias más arraigadas y antiguas en Cuba, fue expuesta en la

Ver la entrada original 442 palabras más

Promueven en Cuba la cultura de catar el café (+fotos)


Casa Dranguet

En la Casa Dranguet, institución restaurada como parte del proyecto Los Caminos del Café – financiado por la Unión Europea, la fundación Malongo y la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba–, representantes de diferentes instituciones de la urbe aprendieron los secretos para apreciar y determinar la calidad del café, y en este caso degustaron granos procedentes de Colombia, Indonesia, Etiopía y Cuba.

Si Jean Christophe Galland, Catador de Café de la Fundación Malongo, impresionó con su oratoria cuando explicó paso a paso el proceso de catar el café, más sorprendente resultó la puesta en práctica de ese conocimiento, un ejercicio que originó numerosas inquietudes y preguntas en los presentes.

¿Cuáles son las características del café cubano?, ¿cuál es la mejor estrategia para comercializar el café, por terruño o marca comercial?, ¿de qué depende la calidad del café?… fueron algunas de las preguntas realizadas…

Ver la entrada original 386 palabras más

Tostar, pilar y colar café (+fotos)


Casa Dranguet

Dicen los ya adictos que no hay nada más placentero que degustar un trago de café caliente y puro. Algunos, bien en el extremo, prefieren que le falte un día el plato de comida y no el líquido que sale del procesamiento del fruto de los cafetos.

Allá en las lomas de la guantanamera Sierra del Purial, sus habitantes son eternos amantes del café, no de ese medio “achicharado” que llega a la bodega, sino del más puro, del más directo, del propio que ellos cultivan y cosechan como sostén económico fundamental en tiempo de zafra.

En los campos se pierde la finura, y de las bolsas industriales que traen el polvo procesado del cerezo y la tradicional cafetera o las modernas máquinas para procesarlo, otras artimañas rústicas se apropian de la rutina de preparación.

Es ahí donde luego de la recogida en las plantaciones y el paso por el…

Ver la entrada original 91 palabras más